Buscar

El PP de Madrid creará un responsable de Participación para mantener el contacto con los afiliados

18/03/2017 - 12:36
Más noticias sobre:
Imagen: EFE

El 16º Congreso regional del PP de Madrid, que se celebra estos días, ha aprobado la Ponencia de Reglamento, que recoge la creación de la figura del responsable de Participación, que estará en "contacto permanente" con los afiliados y simpatizantes, en el marco del proceso de "revitalización" que quiere llevar a cabo la futura presidenta del partido, Cristina Cifuentes.

Como han explicado desde el PP, será el encargado de impulsar las políticas y los instrumentos de participación, además de velar que todos los ciudadanos "reciban una respuesta a las demandas que haya planteado al Partido Popular".

También con el objetivo de acercar "aún más" el PP a los madrileños, el reglamento recoge la necesidad de que los grupos institucionales del partido constituyan las oficinas de atención al ciudadano, que atenderán las consultas o sugerencias formuladas por los vecinos a los cargos electos.

Estas oficinas contarán con la presencia física y periódicos de los responsables públicos como senadores, diputados autonómicos, alcaldes, portavoces, concejales y vocales vecinos, según recoge la ponencia de Reglamento, que ha estado coordinada por el alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa.

García de Vinuesa ha destacado durante su exposición de la ponencia que el reglamento insiste en algo "que ha supuesto en ocasiones el talón de Aquiles del partido, que es la comunicación". "Se ha dedicado a hacer bien las cosas, pero no a contarlo", ha admitido, para añadir que se va a poner el acento en el uso de las redes sociales como "apoyo para llegar más lejos".


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

El flash: toda la última hora