Buscar

El primer ministro griego promete justicia y mano firme ante los disturbios

EFE
8/12/2008 - 15:52

Atenas, 8 dic (EFE).- El primer ministro de Grecia, Costas Caramanlis, expresó hoy su gran pesar por la muerte de un joven por un disparo de la policía el sábado pasado en Atenas y prometió que hará "lo posible para que no se vuelva a repetir tal incidente".

Al mismo tiempo, el jefe de Gobierno lanzó, en un discurso televisado, un claro mensaje de que no tolerará que se prolonguen los disturbios en las calles.

Dos días después de la muerte de Alexander Grigoropulos, de 16 años, por las balas de un policía de servicio bajo circunstancias que investiga la Justicia, Caramanlis prometió que "los responsables tendrán el castigo que se merecen".

Los dos policías implicados en la muerte del muchacho comparecerán mañana ante un fiscal para responder, uno de ellos de los cargos de "asesinato intencionado y uso ilegal de arma" y el otro de "colaboración en asesinato".

El jefe de Gobierno declaró que "como todos los griegos, siento gran pesar por la muerte injusta del niño" y dijo que sabía que nada podía aliviar el dolor de su familia.

Tras las muerte del adolescente, se produjeron graven disturbios, no sólo en la capital sino en otros centros urbanos, como Salónica, Patras y Ioannina, que han causado hasta ahora al menos 40 heridos, decenas de detenidos y cuantiosos daños materiales.

Caramanlis declaró que "aquellos que quieren aprovecharse de la situación y desencadenar la violencia, demuestran que tienen como objeto sólo la violencia y la destrucción".

Puntualizó que "la prioridad del Gobierno es proteger al ciudadano y a sus bienes", y anunció que ha dado la orden de que las indemnizaciones por las pérdidas materiales de los ciudadanos se paguen de forma inmediata.


Otras noticias

Contenido patrocinado