Buscar

Malestar en la Asamblea de la Unión Europea Occidental por la decisión de Bono de prescindir de representación española

1/01/2009 - 12:24

El presidente del organismo remite una carta de queja por escrito al responsable del Congreso

El presidente del organismo remite una carta de queja por escrito al responsable del Congreso

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

La reciente decisión de las Cortes, a iniciativa del presidente del Congreso, José Bono, de prescindir de representación española en la Asamblea de la Unión Europea Occidental, con sede en París, ha causado malestar en este organismo, como demuestra la carta de queja que su presidente remitió a Bono en diciembre pasado, y a la que ha tenido acceso Europa Press.

El presidente de la Asamblea, el francés Jean-Pierre Masseret, se hace eco en su misiva, con fecha de 5 de diciembre, del disgusto y "estupor" que esa decisión, que supone retirar la financiación de la delegación española en este órgano para el año 2009, le ha provocado tanto a él como al resto de las delegaciones de la Asamblea, formada por 28 países de la UE y de la OTAN.

Las Mesas del Congreso y el Senado ratificaron el pasado 15 de diciembre, en una reunión conjunta, el acuerdo que previamente había adoptado cada una de ellas para dejar de costear los desplazamientos de los miembros de la delegación española ante la Asamblea de la UEO para recortar gastos.

En la carta, Masseret advierte a Bono de que España está "obligada a hacer frente a sus obligaciones legales" con respecto al Tratado por el que se adhirió a la organización en 1990, incluida "su participación en la Asamblea parlamentaria tal y como está mencionado" en el artículo IX de ese texto.

Masseret subraya que la Asamblea, que eleva recomendaciones al Consejo de la UEO y al de la UE, "representa todavía el único foro europeo que reúne a los parlamentarios nacionales de forma regular para trabajar y supervisar colectivamente la política europea de seguridad y defensa".

"Amputar el esencial enlace de los parlamentarios nacionales con la opinión pública es totalmente contraproducente, sobre todo teniendo en cuenta que ya tenemos suficientes problemas en circunstancias normales intentando convencer a la opinión pública de la necesidad de una Política Europea de Seguridad y Defensa fuerte", continúa.

EL GOBIERNO NO HA PEDIDO ABANDONAR LA UEO

Masseret informa asimismo a Bono de que si España quisiese abandonar la UEO, tendría que ser el Gobierno quien hiciese pública esta intención con un año de antelación.

Así, el senador francés reconoce que España tiene todo el derecho a abandonar el Tratado por el que se adhirió a la organización en 1990 "siempre que la denuncia del mismo, ante el Gobierno de Bélgica, se produzca con un año de antelación tal y como lo estipula el artículo XII" del Tratado de Bruselas. "Hasta ahora --añade Masseret-- el Gobierno belga no ha recibido tal denuncia ni del Gobierno español ni de ninguno de los demás Estados miembros".

También recuerda que en 2000 la UEO decidió transferir un número de sus tareas a la UE, pero el papel de la Asamblea se mantuvo "gracias a que los ministros fueron conscientes de que bajo el existente Tratado de la UE hay una falta de control democrático de la política europea de seguridad y defensa que sigue siendo una política intergubernamental". "Esta situación --advierte-- no cambiará incluso si el Tratado de Lisboa entrara en vigor".

El Tratado de Lisboa, pendiente aún de completar su ratificación tras el rechazo de Irlanda en referéndum, establece que "la UE elaborará, junto con la Unión Europea Occidental, acuerdos de cooperación más intensa entre sí". Algunos interpretan que esto equivale a que será absorbida por la UE, aunque esta decisión aún no está oficialmente adoptada.

Masseret enumera en su carta a Bono los miembros de la delegación española que han sido elegidos para ocupar puestos de responsabilidad durante 2009 y que se verán afectados por la decisión de dejar de financiar sus desplazamientos.

Se trata del diputado socialista Juan Fernando López Aguilar, que es vicepresidente de la Asamblea; de su compañera de grupo Elvira Cortajarena, vicepresidenta de la Comisión de Relaciones Parlamentarias y Públicas; el senador 'popular' Pedro Agramunt, presidente del Grupo Federado de Demócratas-Cristianos y Demócratas Europeos y ponente de un informe sobre el futuro de los Balcanes occidentales y el diputado de CiU Jordi Xuclà, ponente de otro informe sobre las nuevas oportunidades de cooperación entre la UE y EEUU en materia de asuntos exteriores y seguridad.

SEGUNDA MISIVA A BONO

Masseret --que comienza su carta recordando que no recibió respuesta de una misiva anterior remitida el 13 de noviembre pasado-- indica a Bono que comprende los problemas presupuestarios de España, al tiempo que le recuerda que el resto de Estados miembros pasa por la misma situación.

Tras señalar que la decisión de dejar de financiar a la delegación española ha dejado "profundamente disgustadas" al resto de delegaciones, Masseret afirma que tanto él como los presidentes de los tres grupos políticos que componen la Asamblea (uno de ellos es Agramunt) quedan a su "entera disposición" para desplazarse a Madrid con el fin de "hallar un compromiso que permita reducir el gasto de la participación de la delegación española" al tiempo que la Asamblea "siga beneficiándose de la valiosa contribución de aquella a sus actividades".

La reciente decisión de las Cortes de dejar de financiar la delegación española ante la UEO también ha provocado malestar en parlamentarios españoles de distinto color político consultados por Europa Press.

ERROR ESTRATÉGICO

El portavoz de Exteriores del PP en el Congreso, Gustavo de Arístegui, lo ha calificado de "error estratégico" porque, en su opinión, un Estado "serio" no puede ahorrar dinero en cosas que, aunque parezcan superficiales, suponen una "dejación" de funciones en órganos decisorios.

Un diputado socialista admitió a Europa Press que la decisión quizás ha sido un tanto precipitada, aunque la justificó por la necesidad de reducir gastos y por que, en su opinión, esta organización está llamada a desaparecer.

Otros parlamentarios consultados por Europa Press y que han pedido mantener el anonimato, así como el grupo al que pertenecen, coinciden en que esta decisión deja en mal lugar a España, que se convierte en el primer país que prescinde de enviar una delegación a las reuniones de la Asamblea Parlamentaria de la UEO, con sede en París, en un momento en que asume la presidencia del Consejo de Europa y prepara la presidencia de la UE en el primer semestre de 2010.

La UEO es una organización europea de cooperación para la defensa y la seguridad fundada en 1948 por el Tratado de Bruselas. Está constituida por 28 países, miembros de la UE junto a otros países europeos socios de la OTAN, como Noruega, Islandia y Turquía.


Otras noticias

Contenido patrocinado





Lotería de Niño 2017

Primer Premio 08354

Segundo Premio 95379

Tercer Premio 85073