Buscar

El Gobierno destaca que la liberación de presos en Cuba y las reformas económicas serían "muy bien acogidas" en la UE

1/01/2009 - 12:35

Zapatero ha calificado de "probable" una visita suya a la isla en 2009

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El Gobierno tiene asumido que los cambios "que pueda haber" en Cuba se producirán "de forma gradual", si bien destaca que medidas como la liberación de presos políticos y la introducción de reformas económicas que mejoren la vida de los ciudadanos serían "muy bien acogidas" tanto por España como por el resto de miembros de la UE.

Así consta en una reciente respuesta parlamentaria, a la que ha tenido acceso Europa Press, al diputado del PP Carlos Casimiro Salvador Arméndariz, que preguntó al Ejecutivo de qué forma cree que la eliminación en junio pasado de las sanciones diplomáticas de la UE hacia la isla --aunque suspendidas desde 2005-- va a propiciar la liberación de los presos y el respeto a los Derechos Humanos en Cuba.

En su respuesta, el Gobierno precisa que no ha visto el levantamiento de las sanciones contra Cuba "como un fin en sí mismo, sino como un medio para iniciar un diálogo político con las autoridades cubanas".

El Ejecutivo señala que el diálogo, junto con la cooperación al desarrollo, son los instrumentos que contempla la Posición Común de la UE sobre Cuba de 1996, reiterada cada año, para "alentar un proceso de transición hacia una democracia pluralista, asegurar el pleno respeto de los derechos humanos y mejorar las condiciones de la vida de la población".

"Por medio del diálogo" con Cuba, sostiene el Gobierno, "la UE puede transmitir a las autoridades los mensajes apropiados y contribuir así a propiciar" los cambios deseados.

En este sentido, destaca que medidas como la liberación de presos políticos "serían obviamente muy bien acogidos", tanto por España como por el resto de la UE, así como la "introducción paulatina de reformas económicas" que se traduzcan "en una mejora gradual en las condiciones de vida de la población y en el disfrute de los derechos sociales y económicos".

CAMBIOS DESDE LA PROPIA NORMATIVA CUBANA

Por último, el Ejecutivo asegura en su respuesta que seguirá "manteniendo como hasta ahora sus contactos con la disidencia cubana pacífica" y manifiesta su "máximo interés" ante la iniciativa ciudadana del Proyecto Varela, presentada por el Movimiento Cristiano Liberación, que busca "propiciar cambios en el régimen" usando los "cauces legales previstos en la propia normativa cubana".

El pasado 26 de diciembre, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, consideró "probable" hacer una visita a la isla este 2009 que se inicia, en respuesta a una invitación cursada en este sentido por el presidente Raúl Castro y que su ministro de Exteriores, Felipe Pérez Roque, trasladó durante un viaje a Madrid el 14 de octubre pasado.

Por entonces, el ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, se apresuró a señalar que Zapatero había aceptado la invitación y que visitaría la isla en 2009, declaraciones que minutos después Zapatero matizó al señalar que decidiría "en su momento" si ese proyecto de viaje "se consuma y cómo se consuma".

EL DIÁLOGO DE LA UE CON CUBA SE REVISARÁ EN JUNIO

No hay que olvidar que la oferta de diálogo y cooperación ofrecida a Cuba por los Veintisiete en junio pasado, cuando se decidió eliminar las sanciones diplomáticas, se revisará en junio de 2009, bajo presidencia checa, uno de los países más reacios a aligerar la presión sobre el régimen cubano.

En junio, los Veintisiete condicionaron la continuidad de la oferta de diálogo a que, en el plazo de un año, se produzcan avances concretos en materia de Derechos Humanos. Los europeos prestarán especial atención a que se libere a los presos políticos y se facilite el acceso de las organizaciones humanitarias a las prisiones, entre otros asuntos.

La última vez que Cuba liberó a un grupo de presos políticos fue en febrero de este año, cuando anunció el fin de la condena de cuatro miembros del grupo de los 75 disidentes arrestados durante la ola de represión de la primavera de 2003. Los cuatro fueron liberados pero obligados a exiliarse en España. Con ellos suman una veintena los reclusos liberados desde que el Gobierno socialista puso en marcha su política de diálogo con Cuba.

El Gobierno español ha reclamado al cubano la liberación de todos los presos políticos en el marco del mecanismo de consultas periódicas sobre derechos humanos creado en abril de 2007 por los dos Ejecutivos, aunque se ha interesado de forma especial por aquellos con un estado de salud más delicado y por los casos de gran relevancia política.

La Habana debería acoger en la segunda quincena de enero la tercera reunión formal entre representantes de ambos gobiernos dedicada específicamente a la situación de los Derechos Humanos en la isla, tal y como acordaron Moratinos y Pérez Roque en su entrevista en Madrid en octubre pasado.


Otras noticias

Contenido patrocinado