Buscar

Irak asume la seguridad de la Zona Verde de Bagdad

EFE
1/01/2009 - 13:58

Bagdad, 1 ene (EFE).- Irak asumió hoy la responsabilidad de mantener la seguridad en la llamada Zona Verde de Bagdad, el área más fortificada del país, en una ceremonia cuya importancia histórica quisieron destacar las autoridades iraquíes.

"Tenemos el derecho de considerar esta fecha como un día clave para el restablecimiento de nuestra soberanía y el comienzo de la recuperación de cada pulgada de nuestro suelo", afirmó en uno de los actos oficiales el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki.

Maliki participó en la entrega del antiguo palacio presidencial de Sadam Husein, que ocupaban los militares estadounidenses, y estuvo representado por su ministro de Defensa, Abdel Qader al Obeidi, en el acto de traspaso de la seguridad de la Zona Verde.

Estas ceremonias, insistió Maliki, representan "un mensaje a todos los iraquíes de que su soberanía ha sido restablecida".

Tal fue la importancia histórica que le dio Maliki a los actos de hoy que anunció que pedirá al Gobierno y al Consejo Presidencial que esta fecha sea considerada como un Día Nacional, para celebrarla todos los años.

La Zona Verde de Bagdad incluye las sedes del Gobierno y del Parlamento, así como muchas embajadas. Para acceder a ella se necesitan pases especiales que hasta ahora entregaban las fuerzas estadounidenses, una función que pasa ahora a manos de Irak.

Su extensión es de cerca de 10 kilómetros cuadrados y se encuentra en la ribera occidental del río Tigris. Habitan cerca de 10.000 iraquíes, que al igual que el resto de la población han sido víctimas de numerosos cohetes lanzados por grupos insurgentes.

A la Zona Verde se accede por cuatro entradas. Hay controles que revisan tanto los pases especiales como los documentos de identidad, y también se registran minuciosamente los vehículos por si esconden artefactos explosivos.

La seguridad de la Zona Verde fue traspasada por militares estadounidenses a jefes castrenses iraquíes en una ceremonia que se llevó a cabo en una plaza de esta capital, presidida, por el lado iraquí, por el ministro de Defensa.

En esa plaza, el comandante de la Brigada de Bagdad, general Imad Yasin, dijo que esta decisión "es el primer paso para que (Irak) se encargue de la seguridad de toda la capital".

Por su parte, el ministro de Defensa anticipó que en los próximos días varias calles de la Zona Verde serán reabiertas.

También dijo que se ha creado un comité, encabezado por Al Maliki, para supervisar la seguridad de la Zona Verde "y evitar cualquier violación de la seguridad en la zona".

La entrega del Palacio Presidencial de Sadam, a la que asistió Maliki, fue previa al traspaso de la seguridad de la Zona Verde.

Las Fuerzas Armadas de EEUU habían ocupado ese palacio después de que fuera derrocado el régimen de Sadam, el 9 de abril del 2003, tres semanas después del comienzo de la invasión del país por las fuerzas estadounidenses y británicas.

El antiguo palacio presidencial se había convertido en el cuartel general de la Fuerza Multinacional destacada en Irak, y también funcionaba como sede provisional de la embajada estadounidense, que ahora se ha trasladado a otro edificio del centro de Bagdad.

El traspaso de la Zona Verde está ligado al nuevo pacto de seguridad firmado entre EEUU e Irak para asegurar la presencia de los soldados estadounidenses en este país tras vencer, anoche, el mandato dado por el Consejo de Seguridad de la ONU.

El pacto, que fue firmado en Bagdad el 14 de diciembre por el presidente estadounidense, George W. Bush, y por el primer ministro iraquí, establece que las tropas estadounidenses se retirarán del país antes del último día del 2011.

Antes de que se cumpliera el traspaso de la Zona Verde, las tropas británicas, por su parte, entregaron a Irak la custodia del aeropuerto de Basora, en el sureste del país, según dijeron a Efe fuentes de esa ciudad, a 550 kilómetros de Bagdad.

Las fuentes dijeron que el traspaso del aeropuerto de Basora se produjo en una ceremonia a la que asistieron altos funcionarios iraquíes y jefes militares de las fuerza multinacional.

El portavoz de las tropas británicas, Bill Young, informó de que todas las instalaciones del aeropuerto han sido entregadas a las autoridades de la aviación civil iraquíes, incluyendo la torre de control y el espacio aéreo.

El aeropuerto estuvo administrado por las tropas británicas desde abril del 2009, cuando Basora cayó bajo el control de los soldados del Reino Unido destacados en Irak.

Young dijo que las tropas británicas quedarán en la sección militar del aeropuerto, de acuerdo con el acuerdo firmado por las dos partes en diciembre pasado.


Otras noticias

Contenido patrocinado