Buscar

El que se mueva, no saldrá en la foto: así se posicionan los medios para capear 2009

Pedro Villalar
1/01/2009 - 16:29

2008 ha sido un mal año para los medios de comunicación, por la brutal caída de la publicidad, que se ha resentido en primer lugar de la crisis económica. Tan sólo se han salvado de los malos resultados los medios de Internet, cuya publicidad sigue en ascenso, aunque partiendo de niveles todavía bajos. Según algunos estudios sociológicos, más de la mitad de la información que llega a los ciudadanos lo hace a través de la Red. Por si fuera poco, ETA ha despedido el año atentando contra periodistas vascos... ¿quién da más?

Las elecciones generales de marzo, ganadas nuevamente por el Partido Socialista, han supuesto un cambio muy notable del clima político.

Si la anterior fue la "legislatura de la crispación", con la consiguiente efervescencia mediática, ésta se ha caracterizado por el 'centrado' del Partido Popular, sobre todo a partir del Congreso de Valencia.

Rajoy, mucho más dialogante y 'centrista', ha conseguido relevantes pactos con el Gobierno en los grandes asuntos de Estado, facilitados en gran parte por el fin definitivo del "proceso de paz", y urgidos en cierto modo por la grave crisis económica.

Cambios en el posicionamiento de los medios

Estos movimientos, que han sido muy bien recibidos por la sociedad, han generado importantes cambios de posicionamiento en los medios de comunicación.

En lo referente a la prensa de información general, prosigue la norma general en lo tocante a la alineación política: en tanto la prensa regional, la venerable "prensa de provincias", se mantiene aséptica, preferentemente interclasista y transversal -salvo excepciones, no se tiñe ideológicamente, y es por tanto aceptada por todo el espectro ideológico-, la prensa de Madrid y de Barcelona, más aquélla que ésta, sí se identifica claramente, de forma que cada periódico ocupa en general un determinado nicho.

Grandes periódicos

En Madrid, como es sabido, son afines al hemisferio derecho del espectro ABC, La Razón y El Mundo, en tanto se adscribe al ala de babor El País y Público.

Pero ha habido movimientos. En los medios conservadores, ha sido manifiesto el deslizamiento de ABC hacia posiciones más afines a Esperanza Aguirre, la presidenta de la comunidad de Madrid y tácita -de momento- rival de Rajoy en el liderazgo del partido.

Si en la etapa del anterior director, el periódico se aproximó a Gallardón y se alejó de Rajoy, éste arrastrado por la derecha mediática cristalizada en torno de la COPE y de Jiménez Losantos, generándose una gran beligerancia que acabó en los tribunales -Losantos ha sido condenado por injurias a Zarzalejos y a Gallardón-, bajo la dirección de Ángel Expósito se han relajado las tensiones, gracias al ingreso en el ABC de nuevos colaboradores y, también hay que reconocerlo, al cambio de Rajoy, que ya no cuenta con la adhesión de la COPE ni de El Mundo.

Ello ha hecho posible una sensible recuperación de la audiencia de ABC, que se repone de una serie crisis de difusión.

La Razón se mantiene entre dos aguas, no muy lejos de la COPE pero cerca del Partido Popular. La COPE, tan extremada, ha perdido peso, audiencia e influencia en el sector social al que se dirige.

Problemas para El País

En el otro hemisferio, la salida a escena de Público, dentro de la esfera mediática de Roures, propietario de La Sexta, ha generado tensiones.

El País, en mala situación económica -Prisa ha acumulado una gran deuda y tiene problemas para desprenderse de su plataforma de TV por satélite-, ha mostrado cierta irritación hacia el Gobierno, que estaría patrocinando el desarrollo de sus competidores -han sido patentes ciertos 'avisos' de El País al Gobierno-.

Roures, propietario de los derechos del fútbol y de la Fórmula Uno, aparece como el nuevo magnate del centro-izquierda mediático, y reclama al Ejecutivo la legalización de la TDT de pago para poder explotar así directamente sus derechos audiovisuales.

En este punto se verá si Prisa continúa teniendo ascendiente sobre el PSOE o si el fallecimiento de Jesús Polanco ha supuesto una cierta ruptura.

La realidad catalana

En Barcelona, los dos grandes periódicos se mantienen en sus respectivos nichos: La Vanguardia se mantiene en los parajes del centro-derecha catalanista en tanto El Periódico está cercano al PSC-PSOE. Avui, actualmente propiedad de La Vanguardia, Planeta y La Generalitat, mantiene un rumbo errático.

¿Y la televisión?

En lo referente a las grandes cadenas de televisión, la situación política es la siguiente: aunque sigue siendo objeto de discusión, parece que TVE ha conseguido 'aguantar' un tono protocolario en clave institucional y centrado. O, al menos, esa sería una posible deducción ante la ausencia de críticas sistemáticas por parte de la oposición.

Las autonómicas, en cambio, mantienen sin excepción un claro sectarismo a favor del gobierno de turno. La Cuatro, con una programación algo elitista, es pro PSOE, como La Sexta.

Antena 3, del Grupo Planeta como La Razón, es un reducto del Partido Popular. Tele5, considerada progresista, está acentuando cada vez más su dimensión lúdica, con escasa influencia política.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 5

#1
01-01-2009 / 19:31
Puntuación -4

Poca información en el análisis, y -como siempre- dividiendo España entre Madrid y Barcelona. Creo que erra en la apreciación de Tele 5, con una clara posición pro-Opus, (Y si no, veánse algunos comentarios de sus principales colaboradores en "Está pasando" y "La Noria", donde se defiende a veces directamente a Franco. Lógicamente, el Norte no existe para un diario como el suyo, donde ni siquiera son capaces de reconocer su posición, por aquello, de dar más transparencia a la noticia. El resto, de lo que se cuenta, ya está muy sabido.

#2
01-01-2009 / 19:55
Pedro Sangüesa
Puntuación 0

Es oportuno ofrecer esta clase de informaciones que iluminan al lector poco versado y le permiten conocer la procedencia de sus fuentes. En realidad, debería ser obligatorio que la prensa de información general explicara bien claro quiénes son sus accionistas, así sabríamos a qué atenernos. Sigan con esta clase de reportajes, que complementan magníficamente la información

#3
01-01-2009 / 20:11
Flekki
Puntuación 1

Mondoxibaro debería pensar que por suerte o por desgracia, los medios de comunicación de ámbito nacional, (estatal para los susceptibles), se encuentran en Madrid y Barcelona y eso no supone ningún desmérito al resto de territorios, y son los que más interesa a los ciudadanos por ese ámbito global. Por otro lado, me parece una idea feliz el hecho de identificar los nichos ideológicos de los medios, pues ninguno es objetivo del todo. Feliz Año 2009 a tod@s.

#4
01-01-2009 / 20:13
cefe
Puntuación 3

La tendencia será creciente para Internet, y menguante para la prensa escrita en papel. Las televisiones seguirán siendo fundamentales en la creación de los estados de opinión en los sujetos más pristinos, menos racionales; cosa que, lamentablemente, durará mientras no se cambie este sistema educativo actual, orientado hacia la analfabetización. No obstante, y aunque con faltas de ortografía, de sintaxis, etc., los comentarios que hacen los lectores de los media en Internet, así como los blogs, suponen un avance decisivo en el fin del oligopolios informativos, lo que puede abrir un camino hacia la democracia: Hoy somos libres para elegir entre la Coca y la Pepsi-Cola; si usted no bebe cola, no puede elegir. Quizás la pantalla del ordenador sea una ventana a la esperanza, a la racionalidad.

#5
01-01-2009 / 20:15
Fulgencio
Puntuación -1

Yo no compro ningun periodico ni veo esos canales, navego mas por internet y de aqui me informo: www.Rebelion.org; www.insurgente.org; www.jornada.unam.mx; Eleconomista.es;

y www.trebujena.net





Lotería de Niño 2017

Primer Premio 08354

Segundo Premio 95379

Tercer Premio 85073