Buscar

DESTACAMOS
Vettel vuela en Rusia y confirma el dominio de Ferrari; Alonso y Sainz se quedaron en la Q2

En vigilancia residencial un activista reclamado por la comunidad internacional

EFE
2/01/2009 - 10:32

Pekín, 2 ene (EFE).- El destacado disidente Liu Xiaobo está en vigilancia residencial en un lugar secreto de la capital china, casi un mes después de ser detenido por pedir en una carta protección para los derechos humanos en China.

Tanto grupos de defensa de los derechos humanos, como escritores y premios Nobel, han pedido la liberación de Liu en el último mes.

Según informó hoy la ONG Chinese Human Rights Defenders (CHRD), el famoso intelectual, que apoyó las manifestaciones de estudiantes pro-democráticos de Tiananmen en 1989, está retenido por el Buró de Seguridad Pública de forma ilegal, ya que éste no ha informado del motivo de su detención.

La esposa del activista, Liu Xia, visitó a su marido ayer, 1 de enero, en una zona no desvelada del distrito pequinés de Changping tras llegar a un acuerdo con el cuerpo policial, según CHRD.

La mujer dijo que Liu parece estar sano y con buen ánimo.

Liu fue detenido el pasado 8 de diciembre, en vísperas del 60 aniversario de la Carta de los Derechos Humanos, por haber promovido la firma de un documento, la "Carta 8", entre otros 300 famosos intelectuales, en la que piden al gobierno chino más apertura política y una defensa real de los derechos humanos.

Según la Ley Penal de China, un ciudadano sólo puede ser retenido en vigilancia residencial en un lugar que no sea su hogar si éste carece de vivienda, que no es el caso de Liu.

La vigilancia residencial es una detención previa a juicio, y se puede prolongar hasta por un año y medio.

La libertad de Liu, que también es el presidente del Centro Independiente Chino PEN (asociación que defiende la libertad de expresión en el mundo), ha sido reclamada en el último mes por numerosos grupos de defensa de los derechos humanos y por el Departamento de Estado de EEUU.

El 24 de diciembre más de 160 escritores, premios Nobel, académicos y defensores de los derechos humanos de todo el mundo enviaron una carta al presidente chino, Hu Jintao, en la que piden la liberación de Liu Xiaobo.

En una entrevista anterior con Efe, Liu, que ha pasado largos periodos de su vida encarcelado y detenido, señaló que asumía el riesgo que suponía abogar por los derechos humanos en su país.


Otras noticias

Contenido patrocinado