Buscar

El dueño de una tienda de efectos militares y un armero, detenidos por acumular cientos de armas listas para utilizar

2/01/2009 - 11:57

Hay cinco detenidos en Palma de Mallorca y Zamora y la Policía ha encontrado 'bazokas', lanzallamas y 350 kilos de munición

Hay cinco detenidos en Palma de Mallorca y Zamora y la Policía ha encontrado 'bazokas', lanzallamas y 350 kilos de munición

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

La Policía Nacional ha localizado 276 armas cortas y largas, numerosos lanzagranadas, morteros, bastones estoques, lanzallamas o 'bazokas', junto a unos 350 kilos de munición de distintos calibres y marcas, todo ello en perfecto estado y "con capacidad de hacer fuego real". Entre los cinco detenidos se encuentran el dueño de una tienda de efectos militares y un armero encargado de reparar las piezas que estaban inutilizadas.

Según informó el Ministerio del Interior en un comunicado, el operativo se ha saldado con cuatro arrestados en Palma de Mallorca y otro más en Zamora, acusados de delitos de tráfico y depósito de armas. Especialistas de la Policía Científica verificaron que la mayoría del material intervenido se encontraba en perfecto estado de funcionamiento.

La investigación se inició el pasado mes de mayo, cuando se detuvo a una persona con un arma de fuego ilegal que había sido adquirida en una tienda de efectos militares de Palma de Mallorca. Las pesquisas permitieron localizar al dueño del establecimiento, a dos compradores de armas y a un maestro armero.

Seguidamente, los agentes registraron la tienda y los domicilios de los sospechosos, donde intervinieron numerosas armas de fuego, algunas de ellas catalogadas en el reglamento vigente como "armas de guerra", lo que cualifica aún más el delito de tráfico y depósito de las mismas. Junto a ellas, decomisaron unos 350 kilogramos de munición de distintos calibres y marcas, y 35 kilogramos de pólvora.

POLICÍAS, 'COCOS'; GRANADAS, 'PIÑAS'

Las investigaciones demostraron las conexiones que mantenía el dueño del local con una quinta persona ubicada en Zamora. Al parecer, mantuvieron distintos encuentros, en los que utilizaban un "código" para comunicarse sobre este tipo de mercancía. Así, se referían a los agentes como 'cocos' o 'cocodrilos', a las granadas como 'piñas', a los cañones como 'tubos' o a los armeros como 'fontaneros'.

Esta última persona, detenida a finales de diciembre, habría conseguido un arsenal de armas de forma ilegal, así como piezas sueltas para sustituirlas en caso de que el material estuviera inutilizado. En estos últimos registros se ha localizado 367 efectos, entre ellos 145 armas largas, 45 armas cortas.

La operación ha sido realizada por el Grupo de Atracos de la UDEV Central, adscrito a la Comisaría General de Policía Judicial, junto con las Brigadas de Policía Judicial de Palma de Mallorca y Zamora.

En Palma de Mallorca, los agentes intervinieron 25 pistolas, 14 subfusiles, 12 Fusiles, 11 Carabinas, 15 Revólveres, cuatro escopetas, tres ametralladoras, dos rifles, 350 kilogramos de munición de distintos calibres y marcas y 35 kg. de pólvora.

Por su parte, en Zamora se localizaron 145 armas largas, 45 armas cortas, siete lanzagranadas, 10 morteros, un lanzallamas, así como 40 Cañones sueltos, un bazoka, tres bastones estoques, un lanzacabos y un lanzabengalas.


Otras noticias

Contenido patrocinado