Buscar

Los disidentes coinciden en que los cubanos no pueden apretarse más el cinturón

EFE
2/01/2009 - 13:30

Madrid, 2 ene (EFE).- Varias asociaciones de disidentes cubanos han coincidido hoy en señalar que el pueblo cubano está ya lo bastante reprimido como para apretarse más el cinturón y en que exigirle más austeridad es "descabellado".

Así lo han declarado a EFE los representantes de varias organizaciones anti-castristas en Madrid al ser preguntados sobre el discurso de fin de año que pronunció el presidente de Cuba, Raúl Castro, en el que reclamaba más austeridad a los cubanos, y sobre los cincuenta años de la revolución cubana.

Carlos Payá, hermano y portavoz del opositor Oswaldo Payá, líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), ha recordado a Raúl Castro que "los cubanos no se pueden apretar más el cinturón porque "ya no les quedan agujeros".

"No se qué más se puede apretar el cinturón la población cubana porque ya no le quedan agujeros", ha comentado Payá, para quien pedir más austeridad a un pueblo que lleva 50 años soportándola le parece "descabellado".

En este sentido se ha pronunciado Matías Jove, de la Asociación Española Cuba en Transición, quien ha opinado que Castro, con su discurso, volvió a profundizar más en el "inmovilismo" en el que "desgraciadamente ha estado Cuba durante los últimos 50 años".

"Todas las esperanzas de apertura y de cambio que hubo tras su toma de posesión se han esfumado, porque se ha evidenciado que puede haber cambios estructurales muy puntuales, pero nunca uno que devuelva el poder al pueblo", ha sentenciado.

Rigoberto Carceller, de la Plataforma Cuba Democracia ¡Ya!, ha considerado que el último discurso de Raúl Castro puso de manifiesto que la "vieja guardia" de "represión, cárceles y fusilamiento está enquistada en el poder".

Carceller ha lamentado que en Cuba la población esté celebrando los cincuenta años de la revolución con "hambre, con represión" y con 209 prisioneros en las cárceles, y ha hecho hincapié en que, después de todo este tiempo, "lo que anida en el corazón de los cubanos es el desespero, el fracaso, la frustración".

A juicio de Carceller, se ha pasado de una revolución que "realmente llenó el corazón de todo un pueblo, a un gran funeral al que está asistiendo toda la población cubana".

"Es la desolación total", ha añadido Carceller, quien, no obstante, se ha mostrado esperanzado en el futuro.

También el presidente de la Asociación Cubana Española, Ernesto Vandama, se ha expresado en estos términos al recordar que el pueblo cubano lleva "cincuenta años de dictadura, de tiranía por los hermanos Castro, que tienen un pueblo encarcelado".

En su opinión, no existen probabilidades de que haya una democracia futura en Cuba con Raúl Castro, que ha hecho nada en la revolución cubana "sin consentimiento" de su hermano Fidel.

"Tan cómplices son uno y otro de los 50.000 presos cubanos que ha habido en las cárceles, de los 28.000 desaparecidos que han muerto atravesando el estrecho de la Florida y de los más de 20.000 fusilados en Cuba con juicios sumarísimos", ha agregado.

Todos coinciden en que, pese a las esperanzas de futuro que los cubanos tenían con el paso de Fidel Castro a un segundo plano, nada ha cambiado en Cuba y en que "hay más y más de lo mismo", tal y como ha explicado Payá.

Para el nuevo año, estos disidentes cubanos le piden a su gobierno que escuche, de una vez por todas, la voz del pueblo y que lleve a cabo iniciativas como el "proyecto Varela" que pide precisamente eso: un referéndum para que la voz del pueblo sea escuchada.


Otras noticias

Contenido patrocinado