Buscar

Erkoreka no descarta una 'lista blanca' porque ve "mensajes equívocos" del Gobierno y la izquierda abertzale

2/01/2009 - 13:31

Defiende que el partido con más votos o escaños sea el primero en intentar gobernar y augura que el PSE no renunciará al apoyo del PP Espera que se castigue a EA por ir en solitario, no mirar por el nacionalismo y creerse su mentira de atraer a la izquierda abertzale

Espera que se castigue a EA por ir en solitario, no mirar por el nacionalismo y creerse su mentira de atraer a la izquierda abertzale

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, no descarta que finalmente se permita una 'lista blanca' de la izquierda abertzale en las próximas elecciones vascas, pues percibe "mensaje equívocos" desde el Gobierno y el entorno de la izquierda abertzale y además tiene la convicción de que la Ley de Partidos se ha utilizado "siempre" en función del interés electoral de quien está en el Ejecutivo. Admite que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no parece hoy que pueda soportar el "conflicto público" que generaría esa decsión pero recalca que "de aquí a marzo quedan varios meses" y habrá que ver qué ocurre.

En una entrevista con Europa Press, Erkoreka analizó la coyuntura electoral en Euskadi resaltando que las encuestas que se publican estos días, en las que se refleja una distancia corta entre nacionalistas y socialistas, sólo sirven para "hacerse una idea" de la opinión pública del momento pero "no cabe utilizarlas como augurio muy preciso de lo que realmente ocurrirá" porque "lo decisivo dependerá" de lo que cada partido haga o diga a partir de Reyes. "Estamos en una fase preliminar", apostilló.

También considera "prematuro" hacer vaticinios sobre posibles fórmulas de gobierno. Según explicó, la historia ha demostrado que el PNV es "capaz de alcanzar todo tipo de acuerdos" y de hecho fue el primer partido que exploró los gobiernos de coalición, allá por 1986.

EL PUEBLO DIRÁ QUÉ ALIANZAS SON IMPOSIBLES

"Lo que hay que ver son los resultados, que ya determinarán las combinaciones. Con el aval de nuestra experiencia, veremos qué fórmulas son las más eficaces, sin descartar ninguna a priori --argumentó--. El pueblo, a través del voto, indicará las mejores fórmulas, cuáles son imposibles, cuáles rechaza de plano y cuáles son las mejores para afrontar los retos del futuro".

Lo que sí le gustaría es que todos los agentes políticos asumieran que el partido que gana las elecciones, sea por votos o por escaños, debe ser el primero en intentar formar Gobierno, y que los demás se comprometiesen a no explorar posibilidades alternativas hasta que se constate de modo fehaciente e inconstetable que quien ha ganado las elecciones no lo puede hacer.

"Deberíamos ir tendiendo a que, mientras el régimen parlamentario siga rigiendo, el protagonismo inicial (para intentar formar gobierno) habría de reconocerse de modo inequívoco a quien gane las elecciones. Y sólo si no es posible, dejar a los demás intentar esa tarea", agregó.

Erkoreka, que dijo "abrigar la convicción profunda" de que el PNV será el partido que gane en votos y en escaños, admite que puede ocurrir que el más votado no sea el que tiene más escaños, una circunstancia que ya pasó por ejemplo en 1986, pero mantiene que "cualquiera de los dos podría tener legitimidad para tomar la iniciativa porque ambas referencias son válidas". "Quizá más votos pueda tener un plus de legitimidad --comentó--, pero el disponer de más escaños le da a uno una base de legitimicación que es innegable".

EL PP SE ENTREGARÁ AL PSE 'GRATIS ET AMORE'

A su juicio, lo único que está claro de antemano es que "el PP entregaría sus votos 'gratis et amore' al Partido Socialista y a Patxi López". En ese contexto, señaló que no cabe imaginar que el PSE-EE vaya a renunciar a ese apoyo, en el supuesto de que las cuentas salgan. "Si con el apoyo del PP puede obtener la investidura en la primera convocatoria, no veo a Patxi López renunciando a esos apoyos --enfartizó--. Diga lo que diga ahora, accedería a la investidura, seguro".

Para el parlamentario del PNV, en el actual PP vasco se percibe una "cierta modulación en las formas" porque si antes María San Gil partía del principio de no hablar con el contendiente político con quien se discrepaba, ahora Antonio Basagoiti no niega esa interlocución. "Hay una diferencia perceptible en las formas, pero no en las posiciones de fondo pues ya han anunciado que, ante un eventual escenario de sumar con el PSE los 38 escaños de la mayoría absoluta, votarían a Patxi López con los ojos cerrados --explicó--. Su objetivo es arrancar al PNV del Gobierno y eso no ha cambiado".

Respecto a Eusko Alkartasuna, el socio de gobierno del PNV que en estas elecciones concurrirá en solitario, dijo confiar en que el electorado perjudique al partido que preside de Unai Ziarreta por ser "el responsable de la ruptura de la coalición".

LA "CEGUERA INEXPLICABLE" DE EA

"Fue una decisión irresponsable e irreflexiva que no mira por el bien del nacionalismo vasco ni por el futuro vasco, sino por un interés sectorial muy partidista --proclamó--. EA ha incurrido en el peor de los errores, que es creerse sus propias mentiras. Con una ceguera inexplicable, está queriendo buscar el arrope de la izquierda abertzale que jamás podrá atraer".

En ese sentido, tacha de "escaramuzas electorales" las acusaciones de EA achacando al PNV la intención de 'echarse en brazos' del PSE-EE para reeditar los gobiernos de Ardanza. "No tenemos vocación de echarnos en brazos de nadie --contestó--. Todo lo contrario, siempre hemos querido liderar un gobierno y un país, aunque para ellos hayamos colaborado con muchísima gente, desde el PP y Unidad Alavesa e incluso la izquierda abertzale en la etapa de tregua".

En cuanto a las consecuencias de la aplicación de la Ley de Partidos, Erkoreka indicó que, de entrada, esa norma "perjudica al sistema democrático porque impide que un sector de la población se pueda expresar a través del voto en unas elecciones". "A partir de ahí, es muy díficil decir a priori quién va a salir perjudicado o beneficiado de su aplicación si no hay una lista de la izquierda abertzale", agregó.

En su opinión, "es muy díficil" que el voto de Batasuna cambie el sentido y da por hecho que sus seguidores "seguirán las consignas de la izquierda abertzale, que podrán oscilar entre la abstención o el voto nulo".

En ese contexto, sólo puede analizarse cómo se repartirán los nueve escaños que hoy ocupa PCTV-EHAK, lo que dependerá de los resultados electorales de los demás, ya que la formula D'Hont beneficia a los más fuertes. "Por tanto, si se reprodujesen los resultados de las generales de marzo de 2008, cosa que no espero, el más beneficado sin duda sería el PSE, pero si el PNV sale más fortalecido, lo que considero previsible, nos beneficiará más a nosotros que a otras formaciones"·, detalló.

LEY DE PARTIDOS EN BENEFICIO PROPIO

Eso sí, no descarta del todo que al final concurra a las elecciones una lista de la izquierda abertzale. "Tanto desde el Gobierno y del PSE como del entorno de la izquierda abertzale están aflorando mensajes equívocos que inducen a la sospecha de que algo se está tramando --advirtió--. Después de los últimos atenbtados y del ambiente generado, creo que el PSOE no podría resistir el conflicto público que generaría autorizar una lista 'blanca', pero de aquí a marzo quedan varios meses y veremos qué ocurre".

Lo que juzga "incuestionable" es que, hasta ahora, "la Ley de Partidos se ha gestionado siempre, por parte de los gobierno de turno, a beneficio propio, buscando el interés electoral". "Se ha impedido presentar candidaturas cuando se esperaba que beneficiase a quien estaba en el Gobierno y se ha permitido que se presentaran en unos municiopios sí y en otros no también en función del interés que eso pudiera reportar al Gobierno --aseveró--. Veremos qué ocurre a partir de ahora y si se adopta un criterio fijo que valga para siempre, sin modificaciones en función de la coyuntura".


Otras noticias

Contenido patrocinado