Buscar

Zapatero retoma la negociación mientras el tripartito catalán unifica su rechazo

EFE
2/01/2009 - 17:38
/imag/efe/2009/01/02/1812340w.jpg

Madrid, 2 ene (EFE).- El gobierno tripartito catalán ha unificado hoy su posición de rechazo a la propuesta sobre el nuevo modelo de financiación propuesta por el Gobierno a las comunidades autónomas, con las que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, retomará el lunes las negociaciones.

El conseller de Economía catalán, Antoni Castells, del PSC, ha advertido de que su gobierno "no tiene prisas" y de que tampoco renunciará a ningún aspecto de la bilaterilidad para garantizar que se cumple de forma "coherente" el Estatuto.

Castells ha reconocido que se han producido avances en la nueva propuesta, si bien ha subrayado que aún son "insuficientes" para poder cerrar un acuerdo.

Tras una reunión del Ejecutivo catalán, el representante de ERC, el conseller Josep Huguet, ha dado por buena la estrategia negociadora de la Generalitat, aunque hasta ahora los republicanos habían sido muy críticos con la propuesta de Solbes.

Ante este cambio, el diputado autonómico de CiU Francesc Homs ha pedido a ERC que rechace de plano la propuesta del Ejecutivo por considerar que el Gobierno catalán tiene que redefinir su estrategia y negociar en base exclusivamente a su Estatuto.

Por su parte, el responsable de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha vuelto a rechazar lo que se conoce del modelo, por entender que no cumple ninguna de las peticiones que su partido había formulado al Ejecutivo.

"Los presidentes autonómicos del PP y el PP esperan los números del modelo (...) El juicio definitivo del PP y de sus presidentes autonómicos lo será, por tanto, cuando tengamos los números; pero me llama la atención que el tripartito catalán ya dé un juicio muy definitivo", ha comentado.

En cuanto a la negociación, González Pons ha recriminado a Zapatero su falta de transparencia y el hecho de que las reuniones no hayan sido multilaterales.

Rodríguez Zapatero tiene previsto retomar los contactos con algunos de los presidentes regionales que aún no han pasado por La Moncloa, en concreto con los de Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón y Murcia.

El presidente se reunió antes de fin de año con los representantes de Cataluña, Andalucía, Madrid, Galicia, Asturias, Extremadura y Valencia, a quienes presentó las líneas generales del documento, que hizo público el vicepresidente económico, Pedro Solbes, el pasado martes.

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha adelantado hoy que trasladará a Zapatero su conformidad con las líneas básicas del nuevo modelo, pero que no aceptará unas cifras que no mejoren de forma "sustancial" lo que recibe la comunidad con el sistema actual.

El jefe del Ejecutivo murciano, Ramón Luis Valcárcel, también tiene previsto exigir al presidente dinero suficiente y que se reconozca la deuda acumulada con la región por el aumento de la población, que ha cifrado en unos 1.600 millones de euros.

También se ha mostrado crítico con el nuevo modelo el presidente de La Rioja, Pedro Sanz, al reprochar al Ejecutivo su intento de disfrazar de proceso multilateral lo que tan sólo ha sido, ha dicho, una iniciativa de negociación bilateral con Cataluña.

"No podemos decir si -el nuevo modelo- es positivo o negativo para La Rioja, porque es muy inconcreto. Así desde luego no se puede firmar", ha agregado.

Quien sí ha apoyado abiertamente el nuevo texto ha sido el vicepresidente primero y consejero de la Presidencia del Gobierno andaluz, Gaspar Zarrías, al señalar que el documento es "justo, solidario y equilibrado".


Otras noticias

Contenido patrocinado