Buscar

Ecoteuve.es
El preso con más años de cárcel, a Évole en 'Salvados': "Vivo tranquilo, me falta que me suban el sueldo a 2.000 euros"

Tras una semana de ofensiva, Gaza teme la inminencia de una incursión terrestre

EFE
2/01/2009 - 19:08

Gaza, 2 ene (EFE).- La ofensiva militar israelí sobre Gaza cumplió hoy una semana mientras el recuento mortal ascendía 430 muertos y la población permanecía aterrada ante la posibilidad de una invasión terrestre, que muchos consideraban inevitable e inminente.

La apertura del paso fronterizo de Erez, por primera vez en los últimos siete días, para permitir la salida de Gaza de palestinos con doble nacionalidad y extranjeros fue percibida como un signo de que los soldados israelíes podrían preparar su entrada en la franja.

Alrededor de 250 personas, en su mayoría mujeres casadas con palestinos, huyeron esta mañana de Gaza y serán trasladadas a Jordania con ayuda de la Cruz Roja y misiones diplomáticas para, desde allí, viajar a sus respectivos países.

Según testigos, el Ejército israelí bombardeó hoy campos de cultivo cercanos a la frontera, lo que podría estar destinado a limpiar el terreno antes de la entrada de las tropas.

Un portavoz del Ejército israelí confirmó que la aviación realizó hoy unos 35 ataques, algunos de los cuales se registraron cerca de la valla de separación y "tuvieron como objetivo lanzaderas de cohetes" de las milicias palestinas.

Al menos ocho palestinos murieron por los ataques de hoy, entre ellos cinco niños, informó a Efe Moaweya Hasanein, jefe de los servicios de emergencia del Ministerio de Sanidad de Gaza.

Según Hasanein, la ofensiva israelí ha dejado más de 2.200 heridos, de los que 500 se encuentran en estado de extrema gravedad.

Entre los objetivos golpeados hoy están las viviendas de 15 militantes de Hamás y una mezquita del campo de refugiados de Yabalia utilizada, según la inteligencia israelí, como almacén de cohetes y centro de operaciones del movimiento islamista.

Según confirmaron a Efe fuentes militares, las viviendas de Muhamed Madhun, miembro de Hamás "responsable de lanzar cohetes contra Israel", y de Imad Akel, "fabricante de cohetes y líder destacado" del movimiento islamista, fueron destruidas por la aviación israelí.

La casa de Madhun, precisó un portavoz del Ejército, era utilizada como laboratorio para la fabricación de cohetes y artefactos explosivos y como almacén de cohetes, mientras que la de Akel contenía un "gran almacén de armas".

También fueron atacados cinco túneles que conectaban el sur de Gaza con el Sinaí egipcio, varias lanzaderas de cohetes y tres almacenes de armas.

El Ejército israelí, además, dejó caer sobre Gaza cientos de panfletos en los que solicita la ayuda de informadores y ofrece "ayuda y asistencia" a quienes faciliten datos sobre donde se esconden los lanzadores de proyectiles y los "elementos terroristas".

El mismo mensaje ha sido difundido por Israel a través de las ondas, interrumpiendo las emisiones de la radio palestina "Voz de Jerusalén", con base en Gaza.

La milicia de las Brigadas Al Kasam, brazo armado de Hamás, logró a su vez interrumpir los canales de la radio del Ejército israelí para difundir comunicados en hebreo advirtiendo a los soldados contra su entrada en la franja.

Además, docenas de ciudadanos israelíes recibieron hoy mensajes de texto en sus móviles en hebreo y firmados por Hamás que rezaban: "Cohetes en todas las ciudades. Los refugios no os protegen de los cohetes Kasam".

Las milicias palestinas lanzaron hoy una treintena de cohetes contra territorio israelí, que golpearon las regiones de Sderot, Ashkelon, Ashdod y Eshkol y provocaron al menos un herido.

El portavoz de Hamás, Fawzi Barhoum, declaró en un comunicado enviado a los medios que el hecho de que Israel ataque "casas, mezquitas y escuelas demuestra las mentiras de los sionistas de que el objetivo es Hamás".

"El enemigo sionista está perpetrando crímenes horribles contra civiles inocentes y seres humanos. Esto no es una guerra contra Hamás, como aseguran, sino una guerra contra toda la franja de Gaza", dijo Barhoum.


Otras noticias

Contenido patrocinado