Buscar

El PNV avisa a Zapatero que no espere "caricias" en Madrid si arrebata el poder al PNV con "patadas en la espinilla"

4/01/2009 - 12:22

Cree que por ahora la legislatura ha sido "de tránsito" y que el PSOE necesita socios claros porque "es osado seguir picoteando" apoyos

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Josu Erkoreka, advirtió al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de que no espere "caricias en la mejilla" de los diputados nacionalistas en Madrid si, tras las elecciones vascas, el PSOE les "desaloja" de la lehendakaritza mediante un pacto del gobierno con el PP, posibilidad que calificó como una "patada en la espinilla".

"Un acto de hostilidad tendría respuesta en la política madrileña --aseveró el dirigente nacionalista en una entrevista concedida a Europa Press--. Si el PSOE se dedica a pegar patadas en la espinilla a sus posibles socios no puede esperar que la contrapartida sea una caricia en la mejilla".

Erkoreka señaló que la estrategia de "picotear" apoyos parlamentarios del Ejecutivo socialista a lo largo del primer año de legislatura, que considera de "tránsito", es demasiado "osada" en el momento actual, cuando el PSOE necesitará "apoyos claros" en las Cortes para adoptar "medidas valientes" contra la crisis económica.

Así, recalcó que la vigencia de los acuerdos alcanzados entre el PSOE y PNV en los últimos meses, que permitieron la aprobación de loas Presupuestos Generales del Estado para 2009, dependerán del resultado de las citas electorales en Galicia y País Vasco", y "de la conformación del panorama político posterior".

NO IMAGINA COLABORACIÓN

"No me imagino que, en el hipotético supuesto de que habiendo ganado nosotros las elecciones el PSOE nos prive del gobierno pactando con terceros como el PP, nosotros sigamos colaborando ni lo más mínimo con el Ejecutivo socialista en Madrid", señaló Erkoreka, quien indicó que esta disyuntiva se podría aplicar también al BNG, el otro 'socio presupuestario' de Zapatero.

Asimismo, Erkoreka indicó que esta hostilidad del PNV no se limitaría sólo a los Presupuestos Generales del Estado, "sino para cualquier iniciativa o proyecto que se quisiera sacar adelante", y auguró que si el PSOE se apoyara finalmente en el PP para gobernar en el País Vasco, el PNV "restringiría muchísimo su colaboración". Se uniría así a la situación de CiU, también en la oposición en su comunidad mientras los socialistas gobiernan con otros (ERC e ICV).

No obstante, Erkoreka se mostró satisfecho con el apoyo del PNV a los Presupuestos Generales del Estado para 2009, ya que, si bien las cuentas públicas "no son las mejores imaginables", la alternativa de prorrogar las de 2008 "era la peor de las hipótesis", suponiendo un dato de desconfianza añadido a los que ya existen en todos los niveles de la economía.

"CONTRIBUIMOS A LA ESTABILIDAD CON LOS PGE"

"Hemos hecho una contribución a la estabilidad económica y a la mejora de las expectativas que nos han agradecido mucho sectores económicos y empresariales, dentro y fuera de Euskadi", aseguró el dirigente nacionalista, quien recalcó que el acuerdo ha supuesto también "contrapartidas enormemente positivas" para el País Vasco.

Entre ellas, destacó la transferencia de políticas científicas y de innovación, que supone una "reivindicación histórica" del País Vasco, al tratarse de una región "volcada" en este sector, que supondrá un "instrumento muy positivo" para la búsqueda un modelo económico nuevo que permita "salir de la crisis".


Otras noticias

Contenido patrocinado