Buscar

El presidente francés insiste en que no hay una solución militar para Gaza

EFE
6/01/2009 - 12:16

Damasco, 5 ene (EFE).- El presidente francés, Nicolas Sarkozy, insistió hoy en que "no hay una solución militar" para la franja palestina de Gaza y se mostró a favor de cambiar "el círculo de violencia por el círculo de la paz".

Sarkozy hizo sus declaraciones a los periodistas tras reunirse hoy en esta capital con el presidente sirio, Bashar al Asad, como parte de la gira por Oriente Medio que le llevó ayer a Egipto, Cisjordania e Israel, y que terminará hoy mismo en el Líbano.

"La violencia debe terminar lo antes posible", afirmó Sarkozy, aludiendo a los ataques israelíes contra Gaza que comenzaron el pasado 27 de diciembre, y también el "inaceptable" lanzamiento de cohetes desde Gaza hacia territorio israelí.

El gobernante galo dijo que este mismo mensaje se lo había trasladado anoche a los líderes israelíes, a quienes también pidió que se permita que las agencias de ayuda puedan entrar a Gaza para asistir a los pobladores de Gaza.

La etapa de Sarkozy en Damasco era clave en su gira por Oriente Medio porque aquí están exiliados los principales dirigentes de Hamás en el exilio y porque Al Asad es uno de los líderes regionales que mayor influencia puede ejercer sobre ese movimiento palestino.

Fue desde Damasco donde el máximo líder de Hamás, Jaled Mishaal, hizo un llamamiento para una nueva intifada contra Israel cuando comenzaron los bombardeos contra Gaza.

Sarkozy, en sus declaraciones a los periodistas, pidió a Al Asad que convenza a Hamás para que pare el lanzamiento de cohetes desde Gaza. "Siria debería ayudarnos a convencer a Hamás para elegir la voz de la razón", agregó el gobernante francés.

El presidente galo se mostró a favor de lograr una solución a largo plazo para Gaza y los otros territorios palestinos, en base a la propuesta de dos Estados, el palestino y el israelí, que ya ha sido aceptada en líneas generales por ambas partes.

"Todo el mundo debería oír la voz de la razón", insistió Sarkozy, quien también rechazó la posibilidad de que se vuelva al "status quo" previo al bombardeo que comenzó Israel sobre Gaza el 27 de diciembre pasado.

"El retorno a lo que había antes es inaceptable, no podemos llegar a ese punto", enfatizó. "No podemos seguir sin garantizar la seguridad de Israel (por el lanzamiento de cohetes de Hamás) y manteniendo cerrados los pasos de Gaza", dijo Sarkozy.

Desde que Hamás tomó por las armas el control de la franja de Gaza, en junio del 2007, tras duros combates con fuerzas leales al presidente palestino, Mahmud Abás, el territorio sufre un bloqueo israelí y también está cerrada la frontera con Egipto.

Al Asad se refirió a este tema y dijo que Gaza se ha convertido en "una gran prisión".

A los pobladores de Gaza, agregó, sólo les quedan dos alternativas: "morir lentamente" por el bloqueo fronterizo o "morir inmediatamente" por los ataques que están sufriendo los cerca de 1,5 millones de palestinos que viven allí.

El gobernante sirio añadió que Israel se arriesga en Gaza a cometer los "mismos errores" que sufrió en la guerra del 2006 en el Líbano contra el movimiento chií Hizbulá.

"La cuestión es quién pagará ahora el precio, y los israelíes lo pagarán también", agregó Al Asad, cuyo país apoya a Hamás y Hizbulá en la resistencia armada contra Israel.


Otras noticias

Contenido patrocinado