Buscar

cultura
Muere Verne Troyer, el actor que encarnó a Mini Yo en las películas de Austin Powers

Francia quiere que Siria convenza a Hamás para que deje de lanzar cohetes

EFE
6/01/2009 - 22:04

Damasco/Beirut, 6 ene (EFE).- Francia pidió hoy a Siria que intente convencer al movimiento islámico Hamás para que deje de lanzar cohetes al territorio israelí, uno de las principales razones de Israel para castigar militarmente a la franja de Gaza.

"Siria debería ayudarnos a convencer a Hamás para que elija la voz de la razón", afirmó el presidente francés, Nicolas Sarkozy, en declaraciones a los periodistas, tras reunirse en Damasco con su colega sirio, Bashar al Asad.

"El presidente Al Asad debería ayudar para convencer a Hamás de que pare de disparar cohetes", insistió Sarkozy, quien comenzó ayer una gira por la región que previamente le llevó a Egipto, Cisjordania e Israel.

Sarkozy hizo un llamamiento para que la violencia "termine lo antes posible" en Gaza, en referencia a los ataques israelíes contra la franja que comenzaron el pasado 27 de diciembre y al "inaceptable" lanzamiento de cohetes desde allí hacia territorio de Israel.

El jefe de Estado francés dijo que este mismo mensaje se lo trasladó anoche a los líderes israelíes, a quienes también pidió que se permita a las agencias de ayuda humanitaria entrar en Gaza para asistir a sus habitantes.

La etapa del viaje de Sarkozy en Damasco era clave en su gira por Oriente Medio porque en Siria están los principales dirigentes de Hamás en el exilio y porque Al Asad es uno de los líderes regionales que mayor influencia puede ejercer sobre ese movimiento palestino.

Fue desde Damasco donde el máximo líder de Hamás, Jaled Mishaal, hizo un llamamiento a una nueva intifada contra Israel cuando comenzaron los bombardeos contra Gaza.

El presidente francés insistió en que se alcance lo antes posible un alto el fuego en Gaza y se mostró a favor de lograr una solución a largo plazo, en base a la propuesta de dos Estados -el palestino y el israelí- que ya ha sido aceptada en líneas generales por ambas partes.

"Todo el mundo debería oír la voz de la razón", reiteró Sarkozy, quien rechazó la posibilidad de que se vuelva al "statu quo" previo a los bombardeos que comenzó Israel sobre Gaza el 27 de diciembre pasado.

"El retorno a lo que había antes es inaceptable, no podemos llegar a ese punto", enfatizó Sarkozy, para añadir: "no podemos seguir sin garantizar la seguridad de Israel y manteniendo cerrados los pasos de Gaza".

Desde que Hamás tomó por las armas el control de la franja de Gaza en junio de 2007, tras duros combates con fuerzas leales al presidente palestino, Mahmud Abás, el territorio sufre un bloqueo israelí y también está cerrada la frontera con Egipto.

Al Asad se refirió a este tema y dijo que Gaza se ha convertido en "una gran prisión".

A los habitantes de Gaza, agregó, sólo les quedan dos alternativas: "morir lentamente" por el bloqueo fronterizo o "morir inmediatamente" por los ataques que sufren los cerca de 1,5 millones de palestinos que viven allí.

Tras su estancia en Siria, Sarkozy se trasladó a Beirut para reunirse con las máximas autoridades del Líbano, incluido el presidente del país, Michel Suleiman, y el primer ministro, Fuad Siniora.

Allí, Sarkozy visitó también a las tropas francesas integradas en la Fuerza Internacional de la ONU en el Líbano y, en declaraciones a los periodistas, se mostró esperanzado de que se pueda alcanzar pronto una solución.

"Estoy convencido de que hay soluciones, y no estamos lejos de ellas", afirmó el dirigente francés, quien anunció que prolongaba su gira por la región y regresaba a Egipto para trabajar en un plan junto con las autoridades egipcias.

En la localidad egipcia de Sharm el Sheij, Sarkozy se reunió, por segunda vez en dos días, con su colega egipcio, Hosni Mubarak, pero no transcendieron datos sobre esa entrevista.


Otras noticias

Contenido patrocinado