Buscar

DESTACAMOS
Hamilton consigue la pole en Azerbaiyán por delante de los Ferrari

Andalucía.- Montero no descarta abrir botiquines por farmacias en zona rural, siempre que los concursos queden desiertos

17/02/2009 - 18:58

La consejera de Salud, María Jesús Montero, dejó hoy la puerta abierta a la posibilidad de establecer botiquines en lugar de oficinas de farmacia en aquellas zonas rurales con escasa densidad de población, si bien puntualizó que para que se llegue a esta situación tiene que darse la premisa de que los concursos de oposición para establecer oficinas de farmacia en estos núcleos "queden desiertos de forma reiterada porque los farmacéuticos no hayan querido presentarse".

SEVILLA, 17 (EUROPA PRESS)

En declaraciones a Europa Press, la titular andaluza de Salud apostó primero por "ir dando opción a que el mayor número de farmacéuticos se puedan instalar --en esas zonas rurales-- y hacer autónomamente su negocio, aunque éste sea mínimo", admitió.

Con todo, recordó que la Ley de Farmacia de Andalucía contempla que los profesionales que tienen su establecimiento en estas zonas disponen de mayores opciones de cara a un posterior concurso de "en otro lugar más rentable".

"Primero hay que darle opción a muchos farmacéuticos que están en paro y, si luego nadie quiere esa oficina y queda vacante, ya habrá que buscar otros mecanismos para que en el municipio en cuestión se aseguro el acceso a los medicamentos", agregó Montero, quien reconoció que entre las posibles opciones alternativas a instalar una farmacia estándar estaría la de establecer en ese lugar un botiquín.

La titular del ramo declaró que la Ley de Farmacia es una norma "muy debatida y meditada" que mantiene un "equilibrio razonable" entre el modelo actual de planificación de farmacias "y la posibilidad de que se pueda tener un mayor acceso al medicamento, sobre todo en los núcleos más alejados, entendiendo que el negocio que se puede plantear es variable y depende mucho de las zonas de cobertura y de la ubicación misma de la propia oficina de farmacia", admitió.

Con todo, subrayó que los criterios que marca la ley "son absolutamente claros, sobre todo, en lo que a la población que tienen que dar cobertura se refiere y también a las distancias". De igual modo, aludió a la excepcionalidad que plantea la ley sobre que "se puedan dotar de farmacias aquellos lugares en los que sus corporaciones municipales certifiquen que existe, bien un incremento de población flotante, bien un patrón actual que corresponde a lo que pide la realidad del municipio".

"Hoy por hoy me inclino porque salga a concurso el mayor volumen de oficinas de farmacia para que se permita que haya más farmacéuticos que, estando actualmente pendiente de una adjudicación puedan optar precisamente a tener una oficina de farmacia, incluso en una zona remota", insistió a Europa Press Montero, toda vez que reiteró que ese hecho "le va a permitir posteriormente trasladarse a lugares más rentables y con mayor calidad de vida".

Según publica el Correo Farmacéutico, la comunidad andaluza estudia abrir botiquines por farmacias en localidades de menos de 400 habitantes. Esta idea sería muy similar a la iniciativa extremeña, sólo que reduciendo el criterio en 100 habitantes y por el mismo motivo: garantizar la rentabilidad de las farmacias para no perder calidad en el servicio.

120 FARMACIAS CON PROBLEMAS ECONÓMICOS

Precisamente ayer, el secretario del Consejo Andaluz de Colegios Farmacéuticos, Antonio Mingorance, advirtió de que alrededor de unas 120 farmacias situadas en zonas rurales poco pobladas de Andalucía presentan actualmente problemas para llegar a fin de mes debido principalmente al esfuerzo inversor que han tenido que realizar en los últimos años para adaptarse a las nuevas tecnologías, así como al descenso en las ventas de fármacos sin receta.

Mingorance, quien aludió al caso reciente de una farmacia malagueña que ya ha tenido que presentar un concurso de acreedores, precisó a Europa Press que, "por debajo de los 300 habitantes", las oficinas de farmacia tienen "serios problemas para llegar a fin de mes". Por ello, para el también presidente de la Federación Española de Distribución Farmacéutica (Fedifar) una posible vía de solución a estas farmacias "sería convertirlas en botiquines".

En concreto, detalló que en la comunidad andaluza existen unas 120 farmacias ubicadas en zonas rurales que apenas cuentan con 300 personas, un extremo que, "si bien hace 20 años no impedía que fuesen rentables, en la actualidad ya no lo son tanto debido a que en todo este tiempo sus expectativas de crecimiento no han variado, pero sí lo ha hecho por contra la necesidad de ir adquiriendo nuevas tecnologías que den respuesta a los nuevos servicios", argumentó.

De hecho, apuntó al desembolso que a lo largo de estos últimos años se está haciendo en la adquisición de nuevas tecnologías al servicio del usuario, "como la incorporación de la receta electrónica", como "principal motivo" de las dificultades económicas por las que atraviesan estos establecimientos.

"Además en estas farmacias la venta libre de medicamentos ha bajado notablemente", agregó Mingorance, quien sostuvo que en estos establecimientos con poco público potencial "la mera subida de un 5 por ciento en la factura de la luz ya es un verdadero problema".


Otras noticias

Contenido patrocinado