Buscar

Rojas Marcos ve "imposible" que Obama logre implantar un seguro sanitario universal en Estados Unidos

9/02/2010 - 19:24

Luis Rojas Marcos, profesor de Psiquiatría de la Universidad de Nueva York, considera "imposible" que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, logre implantar una cobertura sanitaria universal a este país porque, para conseguirlo, "tendría que haber una revolución y allí no hay revoluciones, todo se hace paso a paso".

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Según este psiquiatra sevillano, que lleva más de 40 años viviendo en Nueva York y conoce desde dentro este sistema sanitario, la primera oposición a esta reforma parte del médico, "uno de los profesionales que más gana en este país, 15 veces más que en Europa".

"Yo soy director médico de tres hospitales, afiliados con la Universidad de Nueva York, y no encuentro un radiólogo ni un anestesista por menos de 450.000 dólares al año. ¿Qué puede ganar un radiólogo en Europa? 150.000 euros al año? Quizá ni eso", aseveró.

Otro de los colectivos contrarios a esta reforma es el de los gestores de hospitales y centros de salud, profesionales que "ganan salarios muy altos porque siempre ha sido así". "El director de un hospital no gana menos de un millón de euros al año", aseguró, citando como ejemplo al director del grupo de hospitales Catholic Healthcare West, que gana "5,5 millones de dólares anuales".

También se opone la industria farmacéutica, acostumbrada a cobrar cara la medicina a los ciudadanos sin seguro médico y a la que nadie le marca límites. "La industria farmacéutica tiene libertad absoluta para cobrar lo que pague la gente. Si hubiera un seguro universal, el gobierno tendría que sentarse con la industria para decirles que no pueden cobrar esa cantidad, como ocurre en España", explicó.

A este grupo contrario a la reforma se unen los ciudadanos que tienen "miedo de pagar con sus seguros médicos o con una subida de impuestos" la cobertura de los 40 millones de estadounidenses a los que beneficiaría este cambio, ya que, a su entender, "la idea de que no aumentarán los impuestos no se la cree nadie".

"Son tres potencias tremendas que se oponen al cambio y se oponen activamente. En la televisión se ven anuncios que dicen que no se va a poder elegir médicos o que quienes tienen seguro, pagarán los seguros de los ciudadanos que no tienen cobertura, que no son los pobres, sino quienes no pueden pagar 600 dólares al año", apuntó.

A su juicio, lo que va a ocurrir, "siendo optimistas y si Obama mantiene su popularidad", es que se conseguirá "algo simbólico de lo que podrá beneficiarse un grupo mínimo de unos tres o cinco millones de personas, pero nunca una cobertura sanitaria universal".

Contenido patrocinado

Otras noticias