Buscar

DESTACAMOS
El Real Madrid se da un paseo en Nicosia y alcanza los octavos en Champions, pero no será cabeza de serie

Comenzó la sesión en la Cámara de Representantes para votar la reforma sanitaria

EFE
21/03/2010 - 18:42

Washington, 21 mar (EFE).- La Cámara de Representantes de Estados Unidos comenzó hoy la sesión en la que votará sobre la reforma sanitaria, en lo que los líderes demócratas creen que será una victoria histórica.

Tras una bendición sacerdotal, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, declaró abierta la sesión.

Los congresistas tienen previsto proceder a tres votaciones consecutivas, que se espera que comiencen a partir de las 14.00 hora local (18.00 GMT).

Para imponerse en cualquiera de ellas son necesarios 216 votos. Los 175 republicanos votarán "no" sin excepciones, pues consideran, entre otras cosas, que la medida agravará el déficit fiscal estadounidense.

La primera votación es de procedimiento, para establecer las reglas del debate acerca de la medida.

El Comité de Reglas de la cámara baja decidió el sábado permitir hasta dos horas de debate.

Una vez concluya el debate, los congresistas votarán dos proyectos de ley distintos. Uno es el que ya aprobó el Senado en diciembre, y que si recibe el visto bueno de la Cámara de Representantes se trasladará al presidente de EE.UU., Barack Obama, para su firma y conversión en ley.

El otro -que será el que se vote primero- introduce una serie de enmiendas a la iniciativa anterior, para hacerlo más del gusto de los congresistas.

Los líderes demócratas han expresado su confianza en que en el momento de la votación contarán con los 216 votos necesarios, aunque las negociaciones para garantizar el "sí" de algunos congresistas indecisos, han continuado hasta literalmente el último momento.

Si se aprueba, se trasladará al Senado, que según lo negociado entre los demócratas, lo aprobará sin cambios y de inmediato, a lo largo de esta semana.

Si la reforma queda finalmente aprobada tras un año de negociaciones, representará para Obama un fuerte respaldo, que se ha apostado su prestigio político al éxito de la propuesta.

Ningún presidente de EE.UU. ha conseguido sacar adelante una reforma del sistema sanitario estadounidense, basado en la contratación de seguros médicos privados.

La medida busca dar cobertura a cerca de 30 millones de estadounidenses que en la actualidad carecen de seguro médico.

Otras noticias

Contenido patrocinado


El flash: toda la última hora