Buscar

Científicos estadounidenses logran simular el sistema inmunológico humano para testar nuevas vacunas

30/03/2008 - 19:25

Científicos de la compañía de biotecnología VaxDesign, con sede en Florida, han conseguido reproducir una simulación del sistema inmunológico humano en miniatura, entre cuyas ventajas más significativas en un futuro cercano destaca la posibilidad de delimitar el estudio de nuevas vacunas y acelerar la erradicación de las enfermedades más letales conocidas por el hombre, como el sida.

NUEVA YORK, 30 (EUROPA PRESS)

Científicos de la compañía de biotecnología VaxDesign, con sede en Florida, han conseguido reproducir una simulación del sistema inmunológico humano en miniatura, entre cuyas ventajas más significativas en un futuro cercano destaca la posibilidad de delimitar el estudio de nuevas vacunas y acelerar la erradicación de las enfermedades más letales conocidas por el hombre, como el sida.

El sistema, conocido como Constructo Modular Inmune In Vitro (MIMIC, por sus siglas en inglés, es capaz de predecir la forma en la que los humanos consiguen responder a las nuevas vacunas a través de un método complejo basado, fundamentalmente, en el desarrollo de los glóbulos blancos o leucocitos, tal y como explica la revista estadounidense 'Time'.

CÓMO FUNCIONA

El procedimiento comienza cuando el donante cede unos pocos de sus leucocitos, concretamente los llamados PBMC: monocitos y linfocitos presentes en el sistema inmunológico. Los leucocitos son insertados por los científicos dentro de los llamados "constructos de tejido", material artificial creado a partir de colágeno y empleado para simular la piel humana. Allí, los glóbulos blancos comienzan a operar, evolucionando hasta formar un sistema inmunológico humano en miniatura.

El paso siguiente se realizó sobre 96 muestras distintas (cuyo tamaño en conjunto no es superior al de una baraja de cartas), en las que se inyecta una vacuna. A partir de ahí, se estudia la actuación del sistema artificial. MIMIC se desarrolla en constructos similares a la piel humana, ya que las heridas y las ampollas abiertas suponen un punto de entrada para muchos virus.

No obstante, y dado que muchos virus emplean diferentes "puertas" para entrar en el cuerpo humano, VaxDesign también ha desarrollado un constructo pulmonar, mientras que se está trabajando en otros "ambientes", como una nariz artificial o revestimientos intestinales.

Tradicionalmente, las vacunas se suelen desarrollar en ratones, conejos o, en el caso del sida, en monos. Pero las pruebas en animales consumen tiempo, son muy caras y están rodeadas de controversia. Y el peor problema de todos consiste en traducir los resultados a una aplicación real: no importa lo bien que funcione en las pruebas, el "salto" al organismo humano es un proceso plagado de incertidumbre y complicaciones imprevistas.

Prueba de ello es el fracaso a última hora de una vacuna contra el sida que se estuvo desarrollando hasta el año pasado. La muestra desarrollada por el gigante farmacéutico Merck parecía prometedora, pero fracasó en las pruebas sobre humanos --de hecho, la vacuna incrementaba la tasa de transmisión del VIH en las personas--. "Al final, sólo puedes extraer una cantidad determinada de información a partir del modelo de un mono", señaló el vicepresidente de desarrollo de la Iniciativa Internacional de la Vacuna contra el Sida (IAVI), Wayne Koff.

UNA NUEVA PERSPECTIVA

El modelo planteado por VaxDesign podría evitar efectos tan devastadores gracias a que MIMIC permitiría probar las vacunas en los sistemas inmunológicos humanos antes que nunca. En esencia, estos constructos actúan, según la empresa, "como pruebas clínicas". Cuando la vacuna experimental entra en contacto con los tejidos, el sistema inmunológico da la voz de alarma, y comienza a liberar anticuerpos.

Si la vacuna resulta exitosa, los anticuerpos se encargarán de destruir el virus la próxima vez que aparezca. Y mejor aún: con MIMIC, los investigadores son capaces de probar la vacuna en cientos de donantes distintos con materiales genéticos diferentes, algo imposible con las cobayas, que son criadas para resultar genéticamente similares.

"La información que se extrae de este tipo de pruebas va mucho más allá de lo que se podía obtener en las pruebas con ratones", declaró el vicepresidente de Desarrollo Corporativo de VaxDesign, Michael Rivard, "porque se trata de humanos y porque se puede ver el efecto de la vacuna a través de un amplio espectro de genotipos".

La velocidad y flexibilidad de MIMIC convierte a este proceso en particularmente atractivo para los investigadores de una vacuna contra el sida. Tal y como van las cosas, hacen falta meses para que los potenciales antirretrovirales pasen del laboratorio a las pruebas en animales.

"Hace falta mucho tiempo (para las pruebas) y, con el sida de por medio, es algo con lo que no contamos", consideró Koff. "Nos planteamos si podríamos hacerlo más rápido", añadió.

Así, la búsqueda de la IAVI les llevó a florida, donde eligieron a VaxDesing como merecedores del primer premio a la Innovación, que galardona a las tecnologías que podrían suponer un avance significativo en la lucha contra el sida. Para Koff, supone un crecimiento dramático en cuanto a escala y velocidad, "y lo que es más, al recoger células inmunes de diferentes donantes, los candidatos pueden ser testados en diferentes poblaciones del mundo", explicó Koff.

Sin embargo, algunos críticos consideran que MIMIC es demasiado simple como para ofrecer resultados palpables, algo con lo que Koff no está de acuerdo. "Desde nuestro punto de vista", explicó, "el diseño es mucho más avanzado que cualquiera que haya sido presentado en términos de ingeniería de tejido y diseño de vacunas, y si tiene éxito, revolucionará el mundo de la vacunología".

Contenido patrocinado

Otras noticias