Buscar

Las mujeres no diagnosticadas tienen más riesgo de padecer hipertensión aislada o de "bata blanca", según una experta

1/04/2008 - 14:58

Las mujeres que no están diagnosticadas o tratadas tienen más riesgo de padecer hipertensión aislada o de "bata blanca", según explicó la doctora Carmen Súarez, vicepresidenta segunda de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA) que celebra su 13ª Reunión Nacional estos días en Valencia, y en la que se aborda la influencia del género en el control de la presión arterial.

MADRID, 01 (EUROPA PRESS)

Un aspecto que diferencia la manifestación de la hipertensión arterial entre hombres y mujeres viene marcada por el momento de aparición, según los especialistas. "En la mujer va ligada en gran medida a la menopausia. Mientras que antes de los 50 años la prevalencia es mucho mayor en el hombre, a partir de esa etapa las cifras en las mujeres se incrementan notablemente", señaló la doctora Suárez.

En este sentido, la doctora destacó que "la hipertensión arterial en la mujer suele asociarse a otros factores de riesgo ligados con los cambios hormonales, como son el cambio en la distribución de la grasa abdominal, unas tasas mayores de obesidad, alteraciones en los lípidos o en los niveles de glucemia". "Todo esto hace que a partir de ese momento el riesgo cardiovascular de la mujer se incremente de manera considerable", añadió.

En España, el 60% de las mujeres mayores de 70 años son hipertensas. El aumento de la tensión arterial se debe, según la doctora, al déficit de estrógenos. "Éstos desempeñan un papel regulador del tono vascular e influyen en el incremento de la sensibilidad a la sal. Si bien, existen una serie de factores que contribuyen en este sentido durante este periodo de la vida como son el exceso de peso, un deficiente aporte dietético de calcio y los trastornos psicológicos asociados como ansiedad, depresión o insomnio", explicó el doctor Pablo Gómez, vocal de la Junta de Directiva de la SEH-LELHA.

El doctor Gómez añadió a su vez que "varios estudios han apuntado el importante papel de los estrógenos en la producción de sustancias vasodilatadoras, como el óxido nítrico, y en la inhibición de la producción de los radicales libres, así como, elemento regulador del sodio".

Según los expertos, el tratamiento de la mujer en la menopausia se plantea en referencia a los factores de riesgo cardiovascular del paciente. "No existe un fármaco, en concreto, que los expertos escojan para iniciar la terapia antihipertensiva durante la menopausia, éste dependerá de los factores de riesgo asociados y de la afectación del órgano diana, como el riñón o el corazón, que la paciente presente", indicó la doctora Carmen Suárez.

Contenido patrocinado

Otras noticias