Buscar

Fumar multiplica por 4 la probabilidad de padecer una enfermedad neumocócica invasiva

EFE
12/04/2013 - 16:26

Madrid, 12 abr (EFE).- Los fumadores tienen cuatro veces más probabilidades de padecer enfermedad neumocócica invasiva (ENI), una de las formas más graves de infección por la bacteria del neumococo y que cuenta con un índice de mortalidad del 29,1 por ciento en personas mayores de 65 años.

Este es uno de los datos que han subrayado hoy algunos de los profesionales que han participado en el simposio "Vacuna antineumocócica en el adulto: un nuevo reto", dentro del XVIII Congreso NeumoMadrid.

Existe una importante relación entre la enfermedad neumocócica invasiva (ENI) y el tabaquismo, ya que muchas de las 4.500 sustancias tóxicas identificadas en el humo del tabaco alteran los mecanismos de defensa pulmonares y facilitan que las infecciones bacterianas respiratorias como la ENI se produzcan con más frecuencia en fumadores.

"La enfermedad neumocócica invasiva es más frecuente en fumadores activos -hasta cuatro veces más-, en fumadores pasivos y en exfumadores de menos de diez años de evolución que en quienes nunca han fumado", ha explicado durante su intervención el doctor Carlos Jiménez, jefe de la Unidad Especializada en Tabaquismo de la Comunidad de Madrid.

Este experto se ha referido, además, a otros factores de riesgo como el padecimiento de algún tipo de enfermedad neumológica, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), el asma, las bronquiectasias o la fibrosis quística.

La ENI es una de las formas más graves de infección por la bacteria del neumococo y, a pesar de que puede infectar a personas de todas las edades, es en los niños de hasta cinco años y en los adultos a partir de 50 con factores de riesgo, donde se presenta de manera más agresiva y en forma de neumonía en el 80 por ciento de los casos.

De hecho, el 60 por ciento de los niños en edad preescolar tienen su nasofaringe colonizada por este germen, un porcentaje que desciende hasta el 40 por ciento en el caso de los menores en edad escolar, al 30 por ciento en jóvenes y al 6 por ciento en el caso de adultos que no conviven con niños.

En el caso de los adultos, la co-existencia de otras patologías, el deterioro progresivo del sistema inmune y otros factores de riesgo hacen que el porcentaje de complicaciones y de muertes como consecuencia de la enfermedad neumocócica sea superior al del resto de la población.

"La mortalidad causada por esta enfermedad en personas sin patología de base que tienen entre 16 y 64 años es del 5,4 por ciento y en personas mayores de 65 años alcanza la cifra de 29,1 por ciento", ha explicado Jiménez.

En personas con al menos un factor de riesgo, las cifras llegan al 18,2 por ciento entre los 16 y 64 años y al 33,3 por ciento en los mayores de 65 años.

Por su parte, el doctor Federico Martinón, coordinador de la Unidad de Investigación en Vacunas del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago, ha destacado que el hecho de ingresar por neumonía hace un 40 por ciento más probable que el enfermo fallezca a largo plazo.

Martinón ha subrayado la importancia de administrar la vacuna neumocócica debido a la eficacia que ha demostrado la inmunización en la prevención de la ENI.

"La vacuna antineumocócica conjugada ha disminuido la incidencia de ENI en niños desde su introducción en España y tenemos datos objetivos de alta calidad sobre la efectividad de la vacuna en población infantil", ha explicado este experto.

Martinón ha señalado que esta misma vacuna está autorizada para adultos de 50 o más años. "Cualquier adulto con factores de riesgo adicionales de enfermedad neumocócica, ya sea por patologías predisponentes, o la existencia de otros factores como el tabaquismo o el alcohol, puede beneficiarse de la vacunación antineumocócica", ha indicado.

Otras noticias

Contenido patrocinado