Buscar

UE.- El director de la IARC admite que Europa no está preparada para hacer frente a la "epidemia" del cáncer

14/04/2008 - 17:15

Asegura que las cosas empeorarán si no se dejan de duplicar esfuerzos en investigación y se refuerza la cooperación internacional

Asegura que las cosas empeorarán si no se dejan de duplicar esfuerzos en investigación y se refuerza la cooperación internacional

BRUSELAS, 14 (EUROPA PRESS)

El director de la Agencia Internacional para la Investigación del cáncer (IACR), con sede en la ciudad francesa de Lyon, Peter Boyle, advirtió hoy de que Europa "no está preparada" para hacer frente a lo que calificó como la "epidemia" del siglo XXI. Recordó que actualmente en Europa mueren 2 millones de personas por la enfermedad cada año, mientras que a otros tres millones más se les diagnostica cáncer.

"El cáncer es una de las mayores crisis de salud pública a las que se enfrenta Europa en el siglo XXI (...) Es una epidemia para la que Europa no está preparada y no se está preparando", lamentó en rueda de prensa en el Parlamento Europeo.

Así lo pone de manifiesto los resultados de un estudio (Eurocar Plus) para analizar "las barreras" a la coordinación de los centros nacionales de investigación de cáncer en la UE y cómo superarlas. En primer lugar el estudio reclama más esfuerzos para "evitar las duplicaciones innecesarias" en materia de investigación en los distintos Estados miembros algo que se traduce en "pérdida de tiempo, dinero y limita drásticamente a los científicos" a la hora de investigar. "Si tenemos 150 grupos que investigan un área particular, hay 130 que podrían estar investigando otra cosa de forma eficaz", resumió.

En segundo lugar, el estudio identifica "la falta de comunicación entre algunos de los actores implicados más grandes en investigación sobre cáncer" como otro de los grandes escollos a salvar. Admitió que el estudio puso de relieve que "hay más competencia que colaboración" entre ellos en la actualidad, además de "tensiones entre quienes financian y los investigadores que buscan apoyo financiero para sus proyectos".

Asimismo, incidió en la necesidad de incorporar "la voz de los pacientes" a la hora de identificar "las prioridades" en materia de investigación. "No sabemos nada de la calidad de vida de los pacientes de cáncer y absolutamente nada de la calidad de vida de los familiares de pacientes de cáncer y sus parientes en Europa", reconoció.

LA CLAVE, TRATAMIENTOS INNOVADORES

Además de reclamar una estrategia para la prevención del cáncer "orientada al paciente", defendió hacer de la Europa de hoy "más innovadora y competitiva en investigación sobre cáncer" a fin de "desarrollar tratamientos contra el cáncer eficaces e innovadores en la UE" a partir de la "investigación transnacional".

Para ello, el estudio aboga por la creación de "una Iniciativa Europea para el Cáncer" con una oficina pequeña de 15 o 20 personas incluidos técnicos, con carácter permanente e independiente, que tome como modelo la Organización Biomolecular Europea. Su objetivo consistiría en "poner en práctica soluciones" y "coordinar las actividades investigadoras en los países en la UE", incluidos los "aspectos legales y normativos".

Dicha iniciativa serviría de "plataforma" para reunir a todos los actores implicados en la investigación sobre el cáncer, desde ciudadanos, a la industria, organizaciones de pacientes, científicos, Estados miembros, las instituciones europeas, así como a las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES). "La Iniciativa Europea del Cáncer debería asumir responsabilidades para estimular una investigación innovadora sobre el cáncer y facilitar dicho proceso", aseguró el director de la IARC.

El director de IARC admitió que "a pesar del progreso realizado en el control del cáncer en Europa en las últimas décadas, en 2006 hay un aumento de 300.000 el número de casos nuevos de cáncer diagnosticados en comparación a 2004" fundamentalmente, explicó, debido a los cambios demográficos por el envejecimiento de la población. "Para construir sobre este progreso, hay necesidad de novedad, innovación en la investigación", aseguró, además de "más coordinación" de esfuerzos.

A modo de ejemplo de colaboración, aludió al código europeo contra el cáncer que, introducido en 1986 y revisado posteriormente en 1994 y 2003, se convirtió en el principal instrumento para controlar la enfermedad. Dicho código se tradujo en una reducción, entre 1985 y 2000, de 98.000 muertes por cáncer en los entonces 15 Estados miembros, recordó, porque "todos adoptaron el código, introdujeron medidas de control del tabaco, advertencias automatizadas contra el sol y el consumo del alcohol, recomendaciones, información sobre dietas y actividad física".

INVERTIR MÁS DINERO

Por su parte, la eurodiputada socialista alemana Karin Jons recordó que el Parlamento Europeo aprobó la semana pasada una resolución en la que pedía "más dinero" para investigar medicamentos y tratamientos eficaces "basados en pruebas" y consideró necesario "presionar" a la Comisión y a los Veintisiete para que "financien y apoyen redes de investigación de cáncer de referencia" en Europa.

Asimismo, lamentó que sólo el 3% de los presupuestos públicos para salud estén dedicados a prevención, frente a un 97% de ellos que se destina a costear los tratamientos contra la enfermedad. "Necesitamos hacer más esfuerzos para tener éxito en la prevención" del cáncer, concluyó.

Otras noticias

Contenido patrocinado