Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

Experto sostiene que la psoriasis, que padecen unos 200.000 andaluces, afecta más a la calidad de vida que la diabetes

20/05/2008 - 14:28

Resalta que el desarrollo de nuevas terapias biológicas permiten mantener controlada a largo plazo esta patología

Resalta que el desarrollo de nuevas terapias biológicas permiten mantener controlada a largo plazo esta patología

CÓRDOBA, 20 (EUROPA PRESS)

El jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Reina Sofía de Córdoba y vicepresidente de la Academia Española de Dermatología, José Carlos Moreno, advirtió hoy de que los pacientes aquejados de psoriasis en sus formas moderada o grave, enfermedad que padecen más de 200.000 andaluces, tienen peor calidad de vida que las personas con diabetes mellitus tipo 2 o con VIH positivo.

En el marco del 'Curso de Formación Médica Continuada Nueva Dermatología II', que organiza hoy el laboratorio Merck Serono en Córdoba, Moreno sostuvo que la psoriasis es una patología infravalorada "que, sin duda, tiene un gran impacto en la calidad de vida de quienes la padecen".

De hecho, afirmó que en sus formas moderada y grave el impacto en la calidad de vida "es comparable o peor al asociado a enfermedades como la diabetes mellitus tipo 2, a los pacientes con VIH positivo o a la población mayor de 60 años de edad". En concreto, detalló que entre el 20 y el 30 por ciento de los afectados sufren las formas moderadas o graves de la enfermedad, lo que supone que tienen más de un 10 por ciento de la superficie cutánea afectada.

Según este especialista, la psoriasis puede suponer un importante merma en la vida de los afectados, tanto en el aspecto físico como psicológico y de integración social, "ya que afecta prácticamente a todos los campos de la vida diaria del paciente". Además, reconoció que cuanto más temprana es la edad de inicio, más grave e inestable es el curso de la enfermedad y mayor es su impacto psicosocial.

Morero, que explicó que la psoriasis es una enfermedad inflamatoria, crónica y sistémica que se manifiesta en la piel y que afecta a una de cada 50 personas en el mundo, resaltó que la misma suele acompañarse de otras enfermedades crónicas, tales como la obesidad, la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, la ateroesclerosis o la artritis.

En este sentido, aludió a estudios recientes que revelan que la mayoría de los pacientes psoriásicos cursa con al menos una de estas enfermedades. "De ahí la necesidad de estos pacientes de ser adecuadamente controlados por un especialista en Dermatología y de recibir un tratamiento adecuado que permita el control a largo plazo de la enfermedad", agregó.

De igual modo, reconoció que, pese a ser una enfermedad no contagiosa que cursa con brotes, en la actualidad es incurable, siendo además su evolución imprevisible. Según dijo, se caracteriza por la aparición sobre la piel de placas eritematosas, con escamas secas y blanquecinas.

TERAPIAS BIOLÓGICAS.

En cualquier caso, este especialista aludió al desarrollo de nuevas terapias biológicas que permitan mantener controlada a largo plazo la enfermedad mediante un tratamiento continuado, seguro y eficaz.

El British Journal of Dermatology1 publicó recientemente los resultados del primer estudio prospectivo, de tres años de duración, sobre la eficacia y la seguridad en el tratamiento de la psoriasis en placas moderada a severa, con una terapia biológica.

Los resultados de este estudio, en el que han participado 339 pacientes, demuestran la seguridad y la eficacia obtenidas con 'efalizumab' en el tratamiento a largo plazo --durante tres años--, de esta enfermedad, según sostiene el laboratorio Merck Serono.

Según estos datos, la terapia con 'efalizumab' logró una mejoría de la enfermedad del 75 por ciento, medida según la puntuación establecida en el Psoriasis Area and Severity Index (PASI-75), en el 73 por ciento de los pacientes respondedores tras tres años de terapia continua. La psoriasis afecta por igual a hombres y mujeres y tiene una edad media de inicio en la persona a partir de los 30 años de edad.

Otras noticias

Contenido patrocinado