Buscar

Bélgica.- Identifican una asociación entre un tipo de colesterol malo y el síndrome metabólico

20/05/2008 - 17:20

(((Noticia embargada hasta las 22:00 horas de hoy)))

(((Noticia embargada hasta las 22:00 horas de hoy)))

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Las altas concentraciones de lipoproteínas de baja densidad (LDL) que han sido modificadas por la oxidación están asociadas con una incidencia mayor de obesidad abdominal, niveles más altos de glucosa rápida y de triglicéridos y el síndrome metabólico, que incluye una combinación de estos trastornos, según un estudio de la Universidad Católica de Lovaina en Bélgica que se publica en la revista 'Journal of the American Medical Association' (JAMA).

Estudios en modelos animales han sugerido que los LDL oxidados, pequeños fragmentos de LDL, o colesterol malo, que han pasado por oxidación, contribuyen a procesos que conducen a la incidencia del síndrome metabólico. Sin embargo, esta asociación no se había probado en humanos hasta el momento. El LDL oxidado es una fracción muy pequeña del LDL que va del 0,001 por ciento en los individuos sanos a aproximadamente el 5 por ciento en pacientes con episodios coronarios graves.

Los investigadores, dirigidos por Paul Holvoet, realizaron un estudio para determinar la asociación entre la concentración de LDL oxidado y la incidencia de síndrome metabólico y sus componentes cinco años más tarde. En el estudio participaron 1.889 pacientes que tenían entre 18 y 30 años en el momento de inicio de la investigación en 1985 y 1986 y que fueron examinados de nuevo a los 15 y 20 años siguientes.

Los científicos descubrieron que el LDL oxidado mostraba una relación gradual con la incidencia del síndrome metabólico. Así, los participantes del estudio con los niveles más elevados de LDL oxidado eran 3,5 veces más propensos a desarrollar síndrome metabólico que los participantes con los niveles más reducidos. Los investigadores descubrieron una relación similar entre los componentes del síndrome metabólico. Los participantes con los niveles más elevados de LDL oxidado tenían el doble de riesgo de obesidad abdominal y medidas elevadas de glucosa rápida y triglicéridos.

Según los investigadores, la novedad en los resultados del estudio es que el LDL oxidado estaba asociado con el síndrome metabólico y aunque señalan que no es posible concluir si es un marcador de los mecanismos que subyacen a su desarrollo o si es un intermediario en estos mecanismos. Sin embargo, la asociación es tan fuerte que los autores consideran que el LDL tiene un papel causal en la incidencia del síndrome metabólico.

Otras noticias

Contenido patrocinado