Buscar

Expertos recomiendan limitar el consumo de emperador y algunas especies de atún por su alto contenido en mercurio

11/06/2008 - 17:16

Los españoles, los europeos más expuestos por el alto consumo de pescado, sobre todo procedente del Mediterráneo, donde las concentraciones de este metal son altas

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El doctor Eliseo Guallar, del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares en Madrid y de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, Estados Unidos, que ha participado en el XXI Congreso de la Sociedad Española de Arteriosclerosis, recomienda limitar el consumo de emperador y algunas especies de atún debido a su alto contenido en mercurio. Además, según señaló los españoles son los europeos más expuestos a este tipo de contaminación debido a su alto consumo de pescado, y porque éste procede sobre todo del Mediterráneo, donde las concentraciones de este metal son altas.

Según exte experto, además de la contaminación atmosférica, la exposición a metales (mercurio, plomo, cadmio y arsénico) también tiene un papel en las enfermedades cardiovasculares que hasta ahora no se había reconocido, lo mismos que sucede con otras sustancias, como los pesticidas organoclorados.

Uno de los metales sobre los que más investigaciones se están llevando a cabo en relación a su consideración como factor de riesgo es el mercurio, cuya principal fuente de exposición es el pescado; un dato a tener en cuenta porque nuestro país es uno de los principales consumidores a nivel mundial de pescado. "Además --añade el doctor Eliseo Guallar-- parte de éste procede del Mediterráneo donde se sabe que los niveles de mercurio son más elevados que en otras zonas".

PESCADO DOS VECES A LA SEMANA

Ante la posible disyuntiva que podría plantearse a la población sobre si tomar pescado por lo beneficioso de ingerir ácidos grasos omega 3 o evitarlo por la posibilidad de sufrir trastornos cardiovasculares asociados al mercurio, este experto puntualiza que dadas las propiedades positivas del pescado, es aconsejable tomar al menos un par de raciones a la semana, pero variando entre diferentes especies y, sobre todo, evitando el pescado con mayor contenido en mercurio, como el pez espada o emperador y algunos tipos de atunes. Además, apunta una regla que puede dar una pista sobre el "mejor" o el "peor" pescado en este sentido: cuanto más grande es, mayores concentraciones de mercurio puede tener.

La explicación es que el mercurio se metila en bacterias y algas que los peces van comiendo, acumulando metilmercurio, que no pueden eliminar y que se almacena a lo largo de la vida del pez. Cuando se trata de animales predadores que se comen a otros peces, la cantidad de este metal que contienen es mayor.

El metilmercurio que se ingiere a través del pescado es un neurotóxico, que afecta al desarrollo del sistema nervioso, de ahí que se recomiende especial cuidado en mujeres embarazadas y niños. En cuanto a los efectos cardiovasculares, aún nos encontramos ante un debate abierto, "pero hay indicaciones --continúa-- de que va a tener una importante influencia. Y, por otro lado, no tenemos forma de contrarrestarlo, no hay antídoto. Lo recomendable es disminuir la exposición a este metal".

Otras noticias

Contenido patrocinado