Buscar

El cannabis y la cocaína podrían haber desbancado al alcohol como primer responsable de accidentes entre los jóvenes

11/06/2008 - 19:10

El cannabis y la cocaína podrían "haber desbancado al alcohol" como primer responsable de los accidentes entre los jóvenes, según un estudio realizado en la UCI-Trauma del Hospital Virgen de las Nieves de Granada cuyos datos destacó hoy el doctor Enrique Fernández Mondéjar, jefe de UCI-Trauma de este hospital, en el XLIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC), celebrado en Valencia.

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Actualmente, se considera que el alcohol y otras drogas constituyen el principal factor de riesgo para sufrir accidentes de cualquier tipo, tanto de tráfico como agresiones, caídas o atropellos. En España, entre un 30 y un 40 por ciento de las muertes en accidentes son causadas por el alcohol, un 5 por ciento por el cannabis y un 2 por ciento por la cocaína, según datos oficiales.

Sin embargo este trabajo, realizado entre pacientes menores de 45 años ingresados con traumatismos en la UCI de este hospital, revela que las drogas más frecuentes eran el cannabis, en 27 por ciento de los ingresados, y el alcohol o la cocaína, en el 16 por ciento."En determinados segmentos de la población, el cannabis y la cocaína pueden haber desbancado al alcohol como principal responsable de todos los accidentes", señaló el doctor.

Para el experto, el sistema sanitario español es "muy eficaz" en la asistencia de los pacientes traumatizados, ya que no se escatiman esfuerzos en su recuperación. No obstante, en esta patología no se realizan acciones de prevención secundaria a pesar de que los pacientes que han sufrido un traumatismo relacionado con alcohol o drogas suelen ser reincidentes y tienen un 200 por cien más posibilidades de fallecer en otro accidente.

"Nuestra obligación es evitar esa reincidencia pero no se está haciendo", aseveró el especialista, quien destacó el hecho de que, si un paciente sufre un traumatismo asociado al consumo de alcohol u otras drogas, el médico debería informarle del riesgo de reincidencia y de la necesidad de modificar sus hábitos en este sentido.

Las recomendaciones deben hacerse como Intervención Motivacional Breve (IMB), que tienen que ponerse en práctica durante la convalecencia del paciente para lograr el efecto máximo, dado que en ese momento es consciente del riesgo que ha corrido y lo que implicará mantener ese comportamiento. Es en ese momento cuando el intensivista debe confirmar que se extraen las muestras para identificar la relación del alcohol o las drogas con el traumatismo.

"SEMICYUC debe liderar la implantación de la prevención secundaria en los hospitales que reciben traumatizados graves. Espero que en un futuro próximo, la prevención secundaria en traumatizados sea una rutina que colabore a bajar el número de accidentados", concluyó.

Otras noticias

Contenido patrocinado