Buscar

R.Unido.- Consumir comida poco saludable durante el embarazo y la lactancia podría causar daños irreversibles al bebé

1/07/2008 - 14:34

Una investigación realizada por expertos del Real Colegio Veterinario de la Universidad de Londres y publicada recientemente en 'Journal of Physiology' sugiere que seguir una dieta pobre durante el embarazo puede causar a largo plazo daños irreversibles en el bebe, que en el futuro podría padecer enfermedades del corazón y diabetes.

MADRID, 01 (EUROPA PRESS)

Para realizar este trabajo, los investigadores Stéphanie Bayol y Neil Stickland alimentaron a un grupo de ratas durante su embarazo y lactancia, con 'comida basura', es decir, patatas fritas, queso, magdalenas con chocolate y otros alimentos procesados.

Sus hijos, que nacieron con sobrepeso, mostraron desde el primer momento una predilección especial por este tipo de productos. Sin embargo, a pesar de que los investigadores cambiaron su dieta por alimentos más sanos, las ratas recién nacidas presentaron problemas de salud que duraron desde la adolescencia hasta la edad adulta.

En concreto, estos animales tenían altos niveles de colesterol y triglicéridos, ambos asociados con el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, y tasas "inusualmente altas" de insulina y glucosa en sangre, causantes de la aparición de una diabetes tipo 2. Asimismo, las ratas mantuvieron el sobrepeso, sobre todo a la altura de la cintura rodeando los riñones, otro factor de riesgo de diabetes.

Las hembras recién nacidas fueron las más perjudicadas por esta situación, mostrando elevados niveles de glucosa y de la hormona encargada de regular el apetito, lo que les generó obesidad severa.

Según Bayol, a la luz de los resultados de este estudio, "parece que la dieta que sigue una madre durante el embarazo y la lactancia es muy importante a largo plazo para el bebé". Sin embargo, advirtió, "esto no significa que la obesidad y el deterioro de la salud sean inevitables, es importante que cuidemos de nosotros mismos y que mantengamos un estilo de vida saludable".

Para el profesor Stickland, aunque este trabajo se realizó en animales, es muy probable que los resultados fueran similares en humanos, ya que compartimos con las ratas un gran número de sistemas biológicos fundamentales. Además, añadió, diversos estudios epidemiológicos vinculan el peso de los niños con el de sus padres.

Contenido patrocinado

Otras noticias