Buscar

Cantabria.-La plantilla del Servicio Cántabro de Salud ha aumentado un 27% desde las transferencias

1/07/2008 - 17:22

El responsable de la OMC cree que el déficit de médicos es un problema secundario que radica en su mala distribución

SANTANDER, 1 (EUROPA PRESS)

La plantilla del actual Servicio Cántabro de Salud (SCS) se ha incrementado un 27 por ciento desde que Cantabria asumiera las transferencias de sanidad en 2001, con un aumento de 446 médicos (+39%) y de 464 profesionales del personal de enfermería (+29%), según datos difundidos hoy por la secretaria general de la Consejería de Sanidad del Ejecutivo autónomo, María Cruz Reguera.

En cifras totales, la sanidad pública de Cantabria contaba con una plantilla de 5.945 profesionales en el año 2001, mientras que en la actualidad es de 7.583.

Reguera, que intervino en una mesa redonda sobre el déficit de profesionales sanitarios en el curso organizado por UGT en la UC sobre los retos de la sanidad pública de Cantabria, aclaró que este incremento de los recursos humanos ha provocado que en los primeros meses de este año haya en la región una tasa de 28 médicos por cada 10.000 habitantes, superior al 26,3 de la media nacional.

Además, agregó la ponente, el gasto sanitario medio por habitante en Cantabria asciende hoy a 1.372 euros, un 20% más que la media nacional.

La secretaria general de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria agregó que en la anterior legislatura política se habría logrado disminuir en la región la media de médicos por usuarios de la sanidad pública gracias a "una fuerte inversión en atención primaria".

UN MÉDICO POR CADA 1.365 USUARIOS.

Según las últimas estadísticas disponibles, correspondientes a los primeros meses de 2008, en la actualidad hay 568.194 personas protegidas por la sanidad pública o con tarjeta sanitaria y un médico por cada 1.365 de ellas, cifra muy inferior a los 1.582 que había por cada facultativo del SCS en el año 2003, cuando comenzó la anterior legislatura política.

Según Reguera, "en general, todos los indicadores de médicos disponibles en Cantabria son superiores a la media nacional, entre otros motivos, porque se ha incrementado en estos últimos años en más de un 61 por ciento la dotación presupuestaria destinada al personal del Servicio Cántabro de Salud".

La responsable de la Consejería de Sanidad agregó que la valoración subjetiva de los ciudadanos de Cantabria sobre los servicios prestados por el SCS es de las más positivas de España, ya que más de un 36 por ciento consideran que son buenos o muy buenos mientras la media nacional en este concepto es de algo más de un 16 por cineto.

De todos modos, puntualizó, "la percepción de los cántabros sobre las listas de espera es peor que en el resto de España, lo que confirma que es nuestro gran déficit".

La secretaria general de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria reconoció que "planificar las plantillas de profesionales sanitarios es muy difícil", aunque precisó que en la región ya se están adoptando medidas para ello como el Plan de Ordenación de Recursos Humanos del Servicio Cántabro de Salud, el Registro de Profesionales Sanitarios, un estudio sobre los profesionales sanitarios en el horizonte 2010 que elabora la UC o el Proyecto de Ley de Personal Estatutario.

DÉFICIT ESPECÍFICO, NO GLOBAL.

El secretario general de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, que también participó en la mesa redonda del curso organizado por UGT y la UC, aseveró que "no existe un déficit global de médicos, sino uno específico en algunas especialidades o en determinados puestos en algunas comunidades autónomas".

"En realidad, no es un problema primario, sino secundario y responde más bien a una mala y compleja distribución de los profesionales sanitarios", puntualizó el ponente.

"Ahora se propone crear un 50 por ciento más de facultades de Medicina que luego habrá que cerrar porque no son la solución al problema, y más, cuando todavía todos recordamos lo que sucedió en los años 80 y 90 con un superávit de médicos que generó los peores sueldos de Europa, grandes sufrimientos y luchas profesionales y la necesidad de metabolizar 20.000 mestos (médicos sin MIR)", argumentó Juan José Rodríguez Sendín.

Rodríguez Sendín recordó que "hace siete años sobraban médicos y eran los peor pagados de Europa y ahora faltan y cobran seis o siete veces más, por lo que es necesario hacer un diagnóstico fino de cuáles son las causas del problema, aunque para ello tengamos seria dificultades porque, para empezar, seguimos sin saber cuántos médicos hay en España".

El secretario general de la OMC matizó en relación al número de médicos existentes en España que sólo se sabe los que están colegiados, unos 205.000, y no todos porque "en Andalucía, Asturias, Extremadura y Canarias no es obligatorio que estén colegiados".

"Lo que sí sabemos", continuó el ponente, "es que el año pasado se marcharon de España 650 médicos, que ya se han ido 266 en los cuatro primeros meses de 2008 y que en los últimos años esta cifra ha llegado a superar los 800", comentó el secretario general de la OMC.

Rodríguez Sendín advirtió que según un estudio reciente en el año 2016 se jubilarán 18.987 médicos colegiados y otros 78.807 lo harán diez años, tras aclarar que "la solución a este problema no serán los que hoy entran a estudiar medicina".

En la mesa redonda del curso organizado por UGT, "Nuevos retos y escenarios para la sanidad pública en Cantabria", se completó con la ponencia de José Narváez Vila, director general de Recursos Humanos del servicio público de salud de Castilla La Mancha, que reclamó "un gran pacto para la sanidad para coordinar los recursos humanos de los sistemas sanitarios públicos".

Narváez recalcó que "en mis 25 años como responsable de distintos departamentos del Gobierno de Castilla La Mancha, me he encontrado por primera vez con plazas vacantes sin cubrir en una oposición de las 48 especialidades médicas existentes".

Otras noticias

Contenido patrocinado