Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un clic, descargue gratis su edición de elEconomista

El 80% de los españoles que viajan al Trópico sufren problemas de salud relacionados con el viaje, según expertos

2/07/2008 - 14:31

Especial atención a los inmigrantes que viajan a su país de origen y retornan con fiebres o mareos.

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El 80 por ciento de los españoles que viajan a zonas tropicales regresan habiendo tenido problemas de salud relacionados con el viaje, alrededor del 60 por ciento padecen algún episodio diarreico y el 40 se siente enfermo por otras causas, según aseguró hoy el coordinador del Grupo de Investigación de Vacunas de la Comunidad de Madrid, el profesor José Ramón de Juanes, durante la presentación de la tercera edición del libro 'Viajes internacionales. Recomendaciones generales y vacunas', financiado por los laboratorios GlaxoSmithKline (GSK).

Cada año, entre 25 y 30 millones de personas abandonan los países occidentales para desplazarse a zonas tropicales, países de baja renta y a otros en vías de desarrollo en los que el riesgo de enfermar es elevado. Aproximadamente, un 20 por ciento manifiesta molestias que continúan después del viaje y un 10 por ciento precisa asistencia médica.

Circunstancias personales como la edad, el sexo o el estado de salud, junto con las características propias propias del viaje como el destino, la duración de la visita o el tipo de alojamiento condicionan los riesgos a los que se expone el viajero. Por ello, el profesor de Juanes comentó que "es fundamental que los viajeros estén adecuadamente informados de los riesgos o problemas que el viaje puede representar y conocer las medidas y recomendaciones preventivas".

Las principales enfermedades importadas y de mayor riesgo para el viajero siguen siendo la diarrea, con una tasa de afectados que oscila entre el 25 y el 65 de los viajeros, la malaria, otras infecciones gastrointestinales por falta de higiene en los alimentos y las hepatitis víricas.

Dentro de este grupo la malaria es la primera causa infecciosa con riesgo de complicaciones graves y muerte. El crecimiento del turismo, los negocios internacionales, las intervenciones militares, la cooperación humanitaria y la afluencia de inmigrantes han contribuido a que el paludismo importado haya emergido con fuerza en el mundo occidental, donde se registran unos 10.000 casos cada año, 385 de los cuales se detectan en España.

No obstante, "el 99 por ciento de los viajeros que llegan a España tras haber sufrido la picadura del mosquito 'Anopheles' no corre riesgo de muerte si es atendido rápidamente por especialistas del Sistema Nacional de Salud", afirmó la responsable de la Unidad de Vacunación y Consejo al Viajero del Hospital 12 de Octubre de Madrid, la doctora Pilar Arrazola.

LOS INMIGRANTES SON "VIAJEROS DE ALTO RIESGO".

Del mismo modo, "se debe prestar especial atención a cualquier síntoma de fiebre que presenten los inmigrantes que retornan a España después de haber visitado sus países de origen, explicó la doctora. Enfermedades como la malaria "no tienen inmunidad de por vida y aunque hayan superado la enfermedad en sus países pueden haber perdido esa autodefensa durante su estancia en España, por ello deben considerarse como viajeros de alto riesgo", añadió.

Antes de emprender el viaje se debe tener en cuenta que el 36 por ciento de la población mundial vive en zonas de riesgo palúdico, especialmente en países tropicales. Lo ideal, según este experta, sería que entre cuatro y seis semanas antes de viajar se acuda a los centros de vacunación internacionales para informarse sobre el programa de vacunas necesario para el viaje, además de contratar un seguro de viaje solvente.

En el país de destino no se deben olvidar los consejos básicos de precaución como "beber sólo agua embotellada, no tomar hielo, no comer frutas y verduras sin haberlas lavado y pelado previamente y no mantener contacto con ningún animal autóctono, ni siquiera con los domésticos", subrayó la doctora.

Otras noticias

Contenido patrocinado