Buscar

Sólo uno de cada cinco españoles que intenta dejar de fumar pide ayuda al médico, según una encuesta europea

2/07/2008 - 14:46

Los expertos consideran "decisivo" a la hora de dejar de fumar la actitud personal del médico ante el tabaco, que debe ser "modélica"

Los expertos consideran "decisivo" a la hora de dejar de fumar la actitud personal del médico ante el tabaco, que debe ser "modélica"

MADRID, 02 (EUROPA PRESS)

Menos del 20 por ciento de los españoles que intentan dejar de fumar pide ayuda al médico para hacerlo, a pesar de que más de la mitad (66%) considera que sería más fácil dejarlo si contara con la ayuda de un profesional y que tendría menos recaídas (70%), según una encuesta realizada a casi 1.000 ex fumadores europeos cuyos datos fueron presentados hoy por neumólogo Juan Antonio Riesco.

En este encuentro donde también participó el doctor José Cháves, responsable médico del Área Cardiovascular de la farmacéutica, Riesco explicó que este trabajo --en el que participaron un total de 200 pacientes españoles, junto con otros tantos alemanes, italianos, franceses e ingleses-- señala que, en nuestro país, entre un 30 y un 35 por ciento de fumadores estaría "preparado" a dejar el cigarrillo y que el 50 por ciento estaría dispuesto a pedir ayuda al médico.

Sin embargo, son menos del 20 por ciento los ex fumadores que solicitan consejo al doctor para combatir el tabaquismo que, según recuerda Riesco, hace más de una década que está considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una enfermedad "grave, crónica y recurrente". "Las guías lo consideran un problema de salud pública que necesita tratamiento", recalcó.

A su juicio, el hecho de que los fumadores no suelan pedir ayuda al médico para dejarlo es consecuencia de una "clara falta de información" por parte de estos pacientes, que no saben que es "muy fácil" ir a la consulta de Atención Primaria y pedir al doctor que, en base a una valoración del caso, le recomiende un tratamiento o bien le derive a un especialista, si se trata de una situación grave.

Considera que el médico es el profesional sanitario "más adecuado" para aconsejar sobre el tabaquismo "por su experiencia y formación". Destaca que el médico está obligado a desempeñar "un papel modélico" para el paciente que desea abandonar el hábito, ya que su ejemplo es "decisivo para el éxito" en el 80 por ciento de casos, algo sobre lo que los profesionales se han ido concienciando "poco a poco".

LOS MÉDICOS FUMADORES, UNA "LENTA" EVOLUCIÓN.

"La última encuesta de la que tenemos datos (sobre el perfil de fumador entre los profesinales) es de 1998, que se publicó en el 2000 y en la que se hablaba que los profesionales fumaban incluso más que la población general (...) Estamos viendo que la prevalencia de tabaquismo en el personal médico está bajando y es claramente inferior que en los últimos años", señaló.

"Esto es importante porque el personal médico no fumador tiene más capacidad de concienciación", indicó el doctor, para quien la evolución de los médicos en el abandono del tabaco está siendo "lenta pero favorable". Apuntó que un médico no tiene por qué acudir a otro médico para dejar el tabaco, ya que posee los conocimientos suficientes para tratarse; sin embargo, al final "son muchos" los que se deciden a pedir ayuda a un compañero de profesión.

La encuesta presentada por Riesco señala que el perfil del ex fumador español es el de una persona que comenzó a fumar entre los 16 y los 18 años, aunque un 21 por ciento se inició a los 13, lo que hace que los fumadores españoles sean los más precoces de Europa, donde la edad media en la que se empieza a furmar son los 18 años.

El ex fumador español consumía una media de 22 cigarrillos diarios y el 30 por ciento llegaba superaba los 30 al día, lo que nos habla, según el experto, de "una importante intensidad de consumo".

Entre el 40 y el 50 por ciento de ellos dejó el tabaco "por salud" --siguiendo consejos del médico, tras el diagnóstico de una enfermedad o porque se lo pidió la familia-- y sitúa en tres la media de intentos fallidos de dejarlo, lo que según el experto, "vuelve a hablarnos de que el tabaquismo es una enfermedad recurrente".

Tras un año sin probarlo, casi la mitad (44%) reconoce que podría volver a caer y para muchos, lo importante para dejarlo definitivamente será la motivación (50%). Además, valoran como "muy positivo" contar con el seguimiento de un médico (77%) y ver el ejemplo personal que da este profesional durante el proceso (80%).

Durante la presentación de esta encuesta, Pfizer lanzó su campaña 'Llamen a un médico', con la que intentan concienciar a los fumadores de la importancia de pedir asesoramiento de un doctor para dejarlo. Con este fin la compañía ha creado una serie de videos y folletos informativos que están disponibles en 'www.llamenaunmedico.es', donde se podrán también pedir gratis una guía para dejar de fumar y hacer un test para conocer cuál es nuestro perfil como fumador.

Contenido patrocinado

Otras noticias