Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un clic, descargue gratis su edición de elEconomista

Expertos afirman que padecer más de 5 quemaduras solares antes de los 20 años supone un riesgo de sufrir un melanoma

4/07/2008 - 13:47

Aconsejan exponerse al sol de manera gradual y renovar la crema protectora cada dos horas o después de cada baño

MADRID, 04 (EUROPA PRESS)

Los expertos llaman la atención sobre el riesgo que supone el exponerse incorrectamente a los rayos del sol y afirman con rotundidad que la persona que antes de los 20 años ha sufrido más de cinco quemaduras solares tiene un riesgo muy alto de sufrir un melanoma, según informó hoy en un comunicado Sanitas.

En este sentido, el director de Programas Médicos de Sanitas, el doctor Ignacio Ferrando señaló que "el error más común se comete cuando, al vernos ya morenos, dejamos de aplicarnos la crema protectora". "Las radiaciones siguen siendo igual de perjudiciales para la piel por muy bronceados que estemos", subrayó.

Los expertos aconsejan exponerse al sol de manera gradual, utilizar cremas adecuadas a nuestro tipo de piel y renovar la aplicación después de cada baño o cada dos horas. "La primera exposición deberá durar alrededor de 10 minutos, y podrá aumentarse poco a poco en posteriores exposiciones", señaló el doctor Ferrando.

Además, el experto destacó que "la población toma el sol en exceso y sin precaución durante las horas de mayor intensidad de las radiaciones solares en la época veraniega".

PROTECCIÓN DE FACTOR 15, EL MÍNIMO

En cuanto a los principales consejos para tomar el sol sin riesgos, los expertos apuntan que hay que usar un protector solar con un factor de protección 15 como mínimo, y de 30 ó 40 si tenemos la piel muy blanca, que deberá extenderse media hora antes de exponernos al sol.

A su vez, aconsejan utilizar más protección solar cerca de superficies reflectantes, como el agua, la nieve o el hielo, y secarnos bien con la toalla tras cada baño. En cuanto a los días nublados, apuntan que no hay que bajar la guardia ni dejar de usar protección, ya que muchos casos de quemaduras se producen en estas jornadas.

Además, afirman que es importante beber muchos líquidos, especialmente en el caso de niños y ancianos, y que durante el verano hay que multiplicar la cantidad de agua que se bebe, de 2 a 4 litros diarios.

Respecto a los menores de cuatro años, los expertos recomiendan no exponerlos al sol y, en caso de hacerlo, protegerlos siempre con un gorro, esté el día despejado o no, porque su piel es mucho más vulnerable a los efectos nocivos del sol que la de una persona de mayor edad.

Se estima que una de cada 90 personas tiene riesgo de sufrir un cáncer de piel. En concreto, en España se registran cada año 80.000 casos, de los que 3.000 corresponden a melanomas, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad y Consumo.

Otras noticias

Contenido patrocinado