Buscar

ICV preguntará al Gobierno por qué no prohíbe las grasas 'trans' en la futura Ley de Seguridad Alimentaria

4/07/2008 - 19:45

El diputado y portavoz de Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) en el Congreso, Joan Herrera, preguntará al gobierno sobre su postura en relación con las grasas hidrogenadas, más conocidas como grasas 'trans' y por qué el Ministerio de Sanidad y Consumo no apuesta por su prohibición, como pide la Sociedad Española de Cardiología.

MADRID, 04 (EUROPA PRESS)

El diputado y portavoz de Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) en el Congreso, Joan Herrera, preguntará al gobierno sobre su postura en relación con las grasas hidrogenadas, más conocidas como grasas 'trans' y por qué el Ministerio de Sanidad y Consumo no apuesta por su prohibición, como pide la Sociedad Española de Cardiología.

En concreto, Herrera preguntará por qué la futura Ley de Seguridad Alimentaria que está preparando Sanidad no prohíbe a la industria alimentaria usar estas grasas, primando así, a juicio de ICV, "los intereses económicos por encima de la salud de la ciudadanía".

Asimismo, este grupo pedirá al Gobierno su opinión sobre la prohibición de las grasas 'trans' en Nueva York, una medida que hace ya una año y medio que se aplica en restaurantes y que ahora se extenderá a supermercados, tiendas y otros locales de alimentación.

Esta medida establece que desde el 1 de julio de 2008, los establecimientos de servicio de comidas no podrán almacenar, usar o servir ningún alimento que contenga aceites, mantecas o margarinas vegetales parcialmente hidrogenados con 0,5 gramos o más de grasas 'trans' por porción.

Además, Herrera preguntará en este sentido, si España cuenta con informes relativos a los efectos de las grasas 'trans' en la población y qué medidas va a llevar a cabo el Gobierno para evitar efectos nocivos de las grasas hidrogenadas en la población española.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asocia el consumo de grasas 'trans' con enfermedades cardiovasculares y se calcula que comer cinco gramos diarios eleva un 25 por ciento el riesgo de infarto.

Contenido patrocinado

Otras noticias