¿Usuario de elEconomista?

La acción humana en el medio ambiente influye en la resistencia a los antibióticos, según un investigador del CSIC

16/07/2008 - 17:49
Aumentar el texto - Disminuir el texto -
Puntúa la noticia :
Nota de los usuarios: 6,5 (57 votos)

(Esta noticia está embargada hasta las 20.00 horas del jueves)

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

La acción del ser humano en el medio ambiente puede ser decisiva a la hora de incrementar la población de bacterias resistentes a los antibióticos y, al mismo tiempo, "facilita que estas bacterias transfieran esas resistencias a patógenos humanos", según explica el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), José Luis Martínez, en un artículo que publica la revista 'Science' en su último número.

En este sentido, este experto destaca la necesidad de investigar cómo se generan las resistencias a los antibióticos en la naturaleza, ya que el uso masivo de dichos fármacos tanto en medicina como en otros sectores, aumenta la posibilidad de que éstos contaminen entornos naturales y puedan tener un impacto posterior en la propia salud del ser humano.

"El ejemplo más claro de este fenómeno es la contaminación del ambiente por los propios antibióticos", explicó Martínez. En la actualidad, estos fármacos se usan de forma masiva, no sólo para el tratamiento de infecciones humanas, sino también en agricultura, ganadería y acuicultura con la posibilidad de que grandes cantidades de dichos compuestos lleguen a los hábitats naturales y produzcan cambios en las poblaciones microbianas con influencia posterior en la salud humana", aclaró.

Hasta el momento, la mayor parte de los estudios sobre resistencias a antibióticos se han centrado en el ambiente clínico, aunque muchos de los antibióticos utilizados contra infecciones humanas son producidos por microorganismos medioambientales y los genes de resistencia, adquiridos por los patógenos como consecuencia de la presión selectiva de los antibióticos, tienen ese mismo origen.

De este modo, los determinantes de resistencia podrían servir para evitar dicha eliminación siguiendo "un modelo darwiniano clásico de lucha por la supervivencia", advirtió.

En el caso de los genes de la familia Qnr, hace unos años se describió que algunos patógenos humanos habían adquirido dicho gen porque éste se había integrado en unos elementos de ADN, llamados plásmidos, que son capaces de transferirse entre distintas bacterias. En los patógenos humanos, la proteína Qnr confiere resistencia de bajo nivel a las quinolonas, una familia de antibióticos de amplio espectro que se emplean en el tratamiento de diversas infecciones.

AUMENTO DE LA POBLACIÓN

El incremento de la población en el planeta, acompañado de la falta de métodos eficientes para tratar las aguas residuales, también puede favorecer que las resistencias presentes en la naturaleza lleguen a los patógenos del ser humano.

Esto se debe a que las bacterias resistentes tienen que convivir con los patógenos humanos para poder transferirles dichas resistencias. El vertido de aguas residuales a ecosistemas naturales, por ejemplo, que contiene bacterias humanas, podría favorecer dicha transferencia.

Asimismo, expone el científico, "parece razonable pensar que el aumento de antibióticos en el ambiente, como consecuencia de la acción humana, no sólo podría tener influencia en las resistencias a antibióticos, sino que también llegaría a afectar a las dinámicas de otras poblaciones de microorganismos que viven en ecosistemas naturales".

BACTERIAS OPORTUNISTAS DE LOS HOSPITALES

Otro de los puntos que aborda Martínez en su artículo se refiere a aquellas bacterias que, de manera intrínseca, son poco sensibles a los antibióticos. Es el caso de algunas de las bacterias responsables de infecciones oportunistas en hospitales, como 'pseudomonas aeruginosa' o 'acinetobacter baumannii'.

Los patógenos oportunistas con origen medioambiental presentan a menudo una gran versatilidad metabólica que les permite colonizar diferentes hábitats. Dicha versatilidad les permite degradar muchos compuestos y resistir la acción de tóxicos que puedan encontrar en los distintos ecosistemas. "Estos elementos les sirven para resistir la acción de los antibióticos en la clínica", concluyó.

  • España
  • Salud
meneame - delicious - enviar por email - imprimir - Twitter - Facebook -
Dixio -
El flash: toda la última hora

Warning: Problema al devolver el XSL. En el modulo: 5059, en la edicion: 152 in /home/files/php_Class/lib/Modulo.php on line 487

EcoDiario en Facebook