Buscar

Las personas con el síndrome de Tourette no son más agresivas que los demás, según un estudio

19/09/2016 - 8:37
Más noticias sobre:

Comúnmente se cree que las personas con el síndrome de Tourette tienden a ser agresivos. Ahora, un nuevo estudio, que se presentará en el Congreso del Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología (ECNP, por sus siglas en inglés), que se celebra en Viena, Austria, muestra que las personas con el síndrome de Tourette no son más agresivas que los demás.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El síndrome de Tourette se conoce por estar asociado con el comportamiento impulsivo y, a veces, problemático. Esta imprevisibilidad, junto con los movimientos involuntarios y una tendencia a decir cosas que son ofensivas o están fuera de contexto, ha contribuido a la creencia de que las personas con el síndrome de Tourette son agresivas.

Investigadores de 'Vadaskert Child and Adolescent Psychiatric Hospital', en Budapest, Hungría, analizaron a tres grupos de participantes (todos ellos varones): 87 con el síndrome de Tourette, 161 con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH, por sus siglas en inglés) y 494 de una población clínica general. También tenían datos de un grupo de control sano.

Se sometió a todos los participantes a una serie de pruebas mediante las cuales se evaluaron dos aspectos principales de la agresión: "fría", es decir, la agresión calculada, insensible y sin emociones y "caliente", cuando el individuo la hace de manera impulsiva o explosiva.

MENOS AGRESIVOS QUE OTROS PACIENTES

Los pacientes con el síndrome de Tourette demostraron ser menos agresivos, con respecto a las agresiones tanto calientes como frías, que la población clínica en general o los pacientes con TDAH. Sus rasgos agresivos eran comparables con los de la población control sana.

La media de las puntuaciones de agresión evaluada por los padres fue 25 en la población de Tourette y 23,5 en los controles sanos, mientras que la media de la misma escala fue de 35,1 en la población psiquiátrica infantil en general e incluso del 36,9 entre los pacientes con TDAH.

La media de las puntuaciones de agresión por autopercepción de los fue de 9,5, tanto entre los pacientes de Tourette y controles sanos, pero los pacientes psiquiátricos infantiles en general y los pacientes con TDAH tuvieron una puntuación mucho más elevada en la escala (14,3 y 14,1, respectivamente).

El investigador principal, el doctor Peter Nagy, subraya: "Es el primer estudio que utiliza estos métodos estandarizados para analizar la agresión en el síndrome de Tourette. Encontramos que los pacientes de Tourette no eran más agresivos que la población general. Los pacientes de Tourette pueden mostrar tics motores, como muecas o movimientos de brazos, o ciertos tics vocales, y la gente puede asumir que esto es una expresión de agresión reprimida o pública. De hecho, eso no es así. No es un problema de agresividad, sino de entendimiento. Los pacientes de Tourette necesitan apoyo y aceptación, no rechazo o miedo

La doctora Josefina Castro-Fornieles, de la Universidad de Barcelona y miembro del Grupo Asesor Científico de Desórdenes Infantiles y Adolescentes de la ECNP, agrega: "Tenemos que aumentar el conocimiento de las familias, los maestros y los médicos de atención primaria en los síntomas del síndrome de Tourette para mejorar su comprensión de la enfermedad. Este tipo de estudio nos puede ayudar a romper algunas de las ideas erróneas que tanto los profesionales como la sociedad tienen acerca de este trastorno. Esto es especialmente importante si tenemos en cuenta las consecuencias psicosociales en niños y adolescentes".

Contenido patrocinado

Otras noticias