Buscar

DESTACAMOS
Hazte Oír anuncia que hará 'volar' a su autobús: así será su nueva campaña por vía aérea

Merkel exige más coordinación internacional para la próxima epidemia global

EFE
19/05/2017 - 15:24

Berlín, 19 may (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, instó hoy a los países del G20, especialmente a los industrializados, a aprender de los fallos en la reacción internacional que evidenciaron las epidemias del ébola y del zika y mejorar la colaboración para afrontar en mejores condiciones el próximo brote contagioso.

Merkel realizó estas declaraciones al intervenir en la reunión de ministros de Sanidad de los países del G20, que se celebra hoy y mañana en Berlín bajo el paraguas de la presidencia alemana de este foro de economías avanzadas y potencias emergentes.

La reacción ante crisis del ébola en África occidental en 2014 fue "tardía, lenta y descoordinada", describió la canciller, quien dijo que "sería cínico no extraer las lecciones" correspondientes de aquellos sucesos de cara a la siguiente crisis sanitaria global.

En este mundo cada vez más globalizado es "urgente" una mejor coordinación contra estas "amenazas globales", porque las enfermedades contagiosas "no se detienen en las fronteras nacionales".

Sería un "fallo grave" no hacer lo suficiente para estar en mejores condiciones para atajar la próxima, advirtió la jefa del Gobierno alemán.

Merkel consideró que algunos de los "agujeros" evidenciados por el ébola se han subsanado y que, por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha erigido como coordinador internacional de los esfuerzos en este ámbito, pero que hace falta más apoyo, material, humano y financiero, especialmente por parte de las economías más avanzadas.

Los países industrializados, subrayó la jefa del Gobierno alemán, tienen una "responsabilidad especial" en este aspecto.

En este sentido, Alemania anunció hoy que, además de los 13 millones de euros que ya ha aportado para el Fondo contingente para emergencias (CFE) de la OMS, lo que le convierte en el mayor donante global de este instrumento, prevé dotar de otros 35 millones de euros a la organización.

Merkel pidió por último a Argentina, que el año que viene ejercerá la presidencia del G20, que no borre de la agenda el tema de la sanidad global.

Por su parte, el ministro alemán de Sanidad, Hermann Gröhe, también incidió en el discurso de apertura de la reunión en la necesidad de afrontar de forma coordinada y conjunta epidemias y pandemias.

"Las enfermedades peligrosas y los patógenos multirresistentes no se detienen en las fronteras nacionales. Tenemos que confrontar las crisis sanitarias globales juntos", afirmó.

A su juicio, es ya un "importante hito" que por primera vez se esté celebrando una reunión de ministros de Sanidad a nivel del G20.

Asimismo, Gröhe subrayó la importancia de cooperar internacionalmente para combatir los patógenos resistentes a los antibióticos, "una de las mayores amenazas para la salud global y que afecta por igual a países industrializados y en desarrollo".

Frente al centro de convenciones donde tuvo lugar esta reunión del G20 se manifestaron siete ONG para exigir más recursos para investigación de curas contra enfermedades como la malaria y la tuberculosis.

Otras noticias

Contenido patrocinado