Buscar

Declaración del Escorial contra el dolor: abordaje integral, formación e investigación

EFE
26/06/2017 - 15:37
Más noticias sobre:

San Lorenzo de El Escorial (Madrid), 26 jun (EFE).- La potenciación de un abordaje integral y multidisciplinar, la investigación, la formación y la atención especial a niños y ancianos son aspectos centrales de la Declaración del Escorial contra el dolor, tratada en un curso de esta universidad de verano.

El curso "Dolor: estrategia de abordaje y pacientes", que hoy y mañana tiene lugar en El Escorial, organizado por la Sociedad Española del Dolor (SED), en colaboración con la Fundación Grünenthal, analiza los retos del dolor, el papel de los pacientes y el impulso de unidades del dolor en los hospitales.

El dolor crónico afecta a un 20 por ciento de la población, unos ocho millones de españoles, y desde 2010 se considera una enfermedad en sí misma, y su tratamiento, un derecho humano.

La directora del curso, la doctora Concepción Pérez, jefa de la Unidad del Dolor del hospital de La Princesa de Madrid y portavoz de la SED, ha manifestado: "No curamos la patología. El reto es el abordaje multidisciplinar y mejorar la calidad de vida del paciente".

En cuanto a la Declaración del Escorial, que recibirá un impulso en este curso, la doctora ha subrayado que este proyecto abunda no solo en tratamientos, como otras Declaraciones, sino que "es más abierta y amplia; habla de formación de especialistas y de pacientes, de empoderamiento de los enfermos,de la implicación del Ministerio de Sanidad y de calidad de vida".

La Declaración del Escorial es un decálogo de iniciativas para combatir el dolor en la que han participado sociedades médicas, asociaciones de pacientes, autoridades sanitarias y profesionales de la salud.

Concepción Pérez ha recordado que en España hay 184 unidades del dolor frente a 800 hospitales, y ha pedido que por cada millón de habitantes exista una unidad de referencia, con alta cualificación, multidisciplinar, con acceso a terapias complejas.

El secretario del curso, el doctor César Margarit, de la unidad del dolor del Hospital General de Alicante, ha resaltado: "Estamos ante una de las patologías más prevalentes, con un gran impacto social, económico, laboral, personal, psicológico; con elevados gastos y altos niveles de estrés. Es una prioridad en materia de salud pública".

La directora médica de Grünenthal, Ana Esquivias, ha puesto el acento en niños y ancianos: "A los niños se les trata el dolor como si fueran adultos pequeños, no debe ser así. En el caso de los ancianos, además de las circunstancias médicas, hay que valorar la dimensión familiar o personal. Estas dos poblaciones son muy vulnerables y hay que tratarles de forma muy cuidadosa".

La conferencia inaugural del curso ha corrido a cargo del cantante y director de cine Antón Reixa, quien hace menos de un año sufrió un accidente de tráfico que le provocó politraumatismos.

Reixa ha narrado su experiencia para concluir: "El alivio del dolor es un derecho humano".

La subdirectora de Calidad de Sanidad, Paloma Casado, ha explicado la estrategia contra el dolor que el Ministerio lanzó en 2014.

La directora de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, María Gálvez, ha defendido una ley de protección de la cronicidad, un Plan de Estado que garantice el acceso a las terapias innovadoras, la eliminación de desigualdades territoriales en la asistencia, y la creación de mecanismos de participación de los pacientes en el Sistema Nacional de Salud.

Otras noticias

Contenido patrocinado