Buscar

Descubren de dónde vienen las alergias y porqué solo algunos las sufren

7:17 - 3/08/2017
  • Identifican el subconjunto de células inmunitarias causantes
Más noticias sobre:
Cacahuetes, uno de los alimentos que más alergias provocan. Imagen: Pixabay

¿Por qué cada primavera es para algunas personas un horrible cúmulo de estornudos, picor de ojos y segregaciones mucosas mientras que para otros solo es la estación de los fores y los pajaritos que cantan? ¿Qué causa que algunos sufran una alergia brutal mientras otros pasean tranquilamente entre las gramíneas de las calles? Lo mismo pasa con los huevos, los fruto secos, el kiwi o incluso las colonias. Para unos se trata de un placer mientras que para otros es todo una tortura. Ahora unos investigadores estadounidenses han descubierto un subconjunto de células inmunitarias causantes de la alergia, solventando así las incógnitas sobre los motivos por los que unas personas desarrollan enfermedades alérgicas y otras no.

Las reacciones alérgicas surgen de una respuesta inmune inapropiada a sustancias inofensivas como el polen, el moho o los cacahuetes, iniciadas por un grupo de células inmunitarias conocidas como el subconjunto TH2 o las células T "auxiliares" de tipo 2.

Hasta ahora, los científicos no han sido capaces de distinguir las células TH2 causantes de la alergia de las células verdaderamente útiles que desempeñan un papel vital en la defensa del organismo contra los patógenos. Sin embargo, ahora han identificado una firma distintiva de seis marcadores de superficie que distingue células TH2 problemáticas en las alergias.

Y es que, en el trabajo que realizaron, las células inductoras de alergia (denominadas TH2A) estaban presentes en 80 individuos alérgicos a una variedad de sustancias, incluyendo polen de los árboles, moho, ácaros del polvo doméstico y cacahuetes, pero no en 34 personas sin alergias.

Además, estas células produjeron múltiples moléculas de señalización inflamatoria y los investigadores observaron también patrones de expresión génica únicos en células TH2A que implicaban vías que conducían a respuestas alérgicas.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
03-08-2017 / 07:51
purrulo
Puntuación 1

Jo.der, pues mi trabajo debe de estar lleno de TH2...

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.