Buscar

La dieta de un neurochef para mantener sano el cerebro

EFE.jpg
EFE
13/08/2017 - 13:02
Imagen: Dreamstime.

Neurólogo y cocinero Miguel Sánchez Romera alerta contra una industria alimentaria que no tiene reparos en usar la sal, el azúcar y las grasas como "sabores trampa", sabiendo que son sustancias adictivas y nocivas para la salud.

Aunque su pasión y éxito en la cocina le han llevado a dejar de lado su trabajo como neurólogo especialista en epilepsia, Miguel Sánchez Romera no ha dejado de trabajar con la salud.

Así en septiembre presentará su nuevo libro, Alimenta bien a tu cerebro, en el que explica que este órgano es "muy noble y aguanta mucho", pero que "a la larga" se puede ver perjudicado o beneficiado por hábitos en la alimentación.

Frutas y cúrcuma

"Hay alimentos que tienen ciertos beneficios para el cerebro. Como las verduras y las frutas, por su capacidad antioxidante evitan que el cerebro trabaje de más y que se desgaste y que envejezca con mas facilidad. Las frutas son superimportantes para la higiene cerebral", afirma este "neurococinero".

La cúrcuma es otro de los ingredientes que ha demostrado sus beneficios: "Se sabía que en los países asiáticos, sobre todo en India, la prevalencia del Alzheimer es menor. Se asociaba a que su dieta es muy vegetariana. Pero se ha descubierto que el uso habitual de la cúrcuma tiene una vital importancia".

"Todo lo que es bueno para el corazón o para la circulación sanguínea lo es para el cerebro", añade.

Además de una alimentación "cerebroactiva", en la que recomienda la dieta mediterránea, con una disminución del 25 por ciento de las calorías habituales y, sobre todo, una reducción de las grasas, la sal y el azúcar, Sánchez Romera aconseja también hábitos de vida "cerebroactivos".

Actividades que gustan al cerebro

Desde dormir bien a hacer ejercicio físico, leer y escribir, hay muchas actividades y hábitos saludables para el cerebro, un órgano que "necesita una motivación, un interés por buscar". "Cuando conoces algo que te ha llamado la atención, el explorador que tenemos dentro quiere conocer, el cerebro empieza a trabajar de una forma distinta, se generan verdaderas explosiones en las neuronas que liberan sustancias. Por eso hay gente muy mayor que tiene un cerebro joven, porque tiene motivaciones, y gente joven que tiene un cerebro viejo porque no tiene motivaciones. La actitud afecta más que la aptitud", asegura.

Hijo de españoles que emigraron a Argentina, Miguel Sánchez Romera compatibilizó durante 14 años la neurología, como jefe de este servicio en la Policlínica de Granollers (Barcelona), con el de chef en el restaurante L'Esguard, en Sant Andreu de Llavaneres, con el que ganó en poco tiempo una estrella Michelin por su cocina creativa y que cerró después para continuar su trayectoria en EEUU.

Sánchez Romera, que ahora ejerce como consultor gastronómico a nivel internacional, ha ofrecido este verano "cenas sensoriales" en un hotel de Tarifa (Cádiz) en el que ha mostrado cómo cada sentido, incluso el tacto, tiene su papel a la hora de disfrutar de un plato, aunque aclara que "el 80 por ciento del gusto es el olfato".

La bomba de los procesados

Mientras difunde el valor de cada sentido en la gastronomía, pide a la sociedad tomar conciencia de la importancia de la alimentación en la salud, aunque sea a costa de reducir o eliminar productos procesados tan habituales como las bolsas de patatas fritas.

"Los alimentos procesados son una bomba, con el tiempo tendremos un gran problema si continuamos con el exceso de consumo de grasas, de sal y azúcares", alerta.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0