Buscar

ECOTEUVE.ES
Cristina Saavedra, presentadora de 'La Sexta Noticias', atropellada por un coche

Científicos caracterizan cronológicamente los cambios en el sistema inmunológico durante el embarazo

14/09/2017 - 7:52
Más noticias sobre:

Científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, en Palo Alto, California, Estados Unidos, han completado la primera caracterización de los cambios meticulosamente temporales del sistema inmunológico en las mujeres que se producen durante el embarazo. Los hallazgos, que se publican este viernes en 'Science Immunology', revelan que hay un reloj inmune del embarazo y sugieren que puede ayudar a los médicos a predecir el nacimiento prematuro.

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

"El embarazo es un estado inmunológico único y encontramos que la sincronización de los cambios del sistema inmune sigue un patrón preciso y predecible en el embarazo normal", dice el autor principal del estudio, Brice Gaudilliere, profesor asistente de Anestesiología, Perioperatorio y Analgésico.

Aunque los médicos han sabido durante mucho tiempo que el sistema inmunológico de la madre embarazada se ajusta para evitar que su cuerpo rechace al feto, nadie había investigado el alcance completo de estas modificaciones ni preguntado si su sincronización estaba estrictamente controlada. "En última instancia, queremos ser capaces de preguntar: '¿Su reloj inmunológico del embarazo es demasiado lento o demasiado rápido?'", plantea Gaudilliere.

La nueva investigación proviene del Centro de Investigación de Prematuridad March Dimes de la Universidad de Stanford, que tiene como objetivo comprender por qué ocurren los nacimientos prematuros y cómo podrían prevenirse. Casi el 10 por ciento de los niños estadounidenses nacen prematuramente, llegando tres o más semanas antes, pero los médicos carecen de una forma fiable para predecir los partos prematuros.

"Es realmente emocionante que exista un reloj inmunológico del embarazo", afirma otro investigador del equipo, Nima Aghaeepour, profesor de Anestesiología, Medicina Perioperatoria y Analgésica. "Ahora que tenemos una referencia del desarrollo normal del sistema inmunológico durante el embarazo, podemos usar eso como una línea de base para estudios futuros con el fin de entender cuándo el sistema inmune de alguien no se está adaptando al embarazo de la manera que esperábamos", explica.

Investigaciones anteriores en Stanford y en otros lugares sugirieron que las respuestas inmunitarias inflamatorias pueden ayudar a desencadenar el parto prematuro. Si los científicos identifican una señal inmune de parto prematuro inminente, deben ser capaces de diseñar un análisis de sangre para detectarlo.

El estudio utilizó muestras de sangre recogidas de 18 mujeres que tuvieron embarazos a término. Cada mujer dio cuatro muestras de sangre --una durante cada uno de los tres trimestres del embarazo y unas seis semanas después del parto-- y se emplearon muestras de un grupo adicional de diez mujeres con embarazos a término para validar los hallazgos.

CÓMO EXPERIMENTA LA GESTACIÓN CADA CÉLULA INMUNE

Los investigadores utilizaron la citometría de masa, una técnica desarrollada en Stanford, para medir simultáneamente hasta 50 propiedades de cada célula inmunológica en las muestras de sangre. Contaron los tipos de células inmunitarias, evaluaron qué vías de señalización eran más activas en cada célula y determinaron cómo reaccionaban las células a ser estimuladas con compuestos que imitan la infección con virus y bacterias.

Con una avanzada técnica de modelado estadístico, introducida por primera vez en este estudio, los científicos describieron en detalle cómo el sistema inmunológico cambia durante el embarazo. "Este algoritmo nos está diciendo cómo están experimentando el embarazo los tipos de células inmunes específicas", apunta Gaudilliere.

En lugar de agrupar las muestras de sangre de las mujeres por trimestre para el análisis, su modelo trató la edad gestacional como una variable continua, permitiendo a los investigadores explicar el tiempo exacto durante el embarazo en el que se tomó cada muestra. El modelo matemático también incorporó el conocimiento de la literatura científica existente sobre cómo las células inmunes se comportan en mujeres no embarazadas para ayudar a determinar qué hallazgos tienen más probabilidades de ser importantes.

El modelo mejoró la comprensión del sistema inmunológico. "Si hay varios modelos que son estadísticamente equivalentes, estamos interesados en el modelo que es más consistente con nuestro conocimiento existente de la inmunología", señala Aghaeepour.

El estudio confirmó características inmunes del embarazo que ya eran conocidas. Por ejemplo, los científicos vieron que las células asesinas naturales y los neutrófilos mejoran su acción durante el embarazo y varias características previamente no apreciadas de cómo el sistema inmunológico cambia, como que la actividad de la vía de señalización STAT5 en células T CD4 + aumenta progresivamente durante el embarazo en un horario preciso, llegando finalmente a niveles mucho más altos que en no gestantes.

La vía STAT5 está implicada en ayudar a otro grupo de células inmunitarias, las células T reguladoras, a diferenciarse. Curiosamente, la investigación previa realizada en animales ha indicado que las células T reguladoras son importantes para mantener el embarazo.

El siguiente paso será llevar a cabo una investigación similar utilizando muestras de sangre de mujeres que dan a luz a sus bebés prematuramente para ver dónde difieren sus trayectorias de función inmune. "Nos gustaría ver si realmente hay un interruptor que podemos detectar, un punto dulce donde la desviación de la norma sería fuera el máximo con la patología", dice Gaudilliere.

"El sistema inmunológico no actúa de forma aislada, y ahora estamos muy interesados en perfilar su interacción con otros aspectos de la biología de las madres, como su genética, el metabolismo y las comunidades microbianas del cuerpo para llegar a un reloj biológico holístico del embarazo", agrega Aghaeepour.

Otras noticias

Contenido patrocinado