Buscar

ÚLTIMA HORA:
Condenan a Ratko Mladic, el 'carnicero de Bosnia', a cadena perpetua por el genocidio de Srebrenica (12:08)

El exceso de polución y de ruido deteriora la salud de los barceloneses

EFE
9/11/2017 - 16:13

Barcelona, 9 nov (EFE).- El exceso de contaminación atmosférica y de ruido deteriora la salud de los barceloneses, según el informe de 2016 "La salud en Barcelona" que el Ayuntamiento ha presentado hoy y que también revela que alrededor del 10 % de los ciudadanos sufren pobreza material severa o pobreza energética en sus hogares.

El informe apunta a un freno en las desigualdades en la esperanza de vida entre los barrios de Barcelona y destaca una tendencia creciente de infecciones de transmisión sexual como la sífilis y la gonococia.

El estudio constata una reducción de las principales causas de mortalidad prematura (la que se produce antes de los 70 años), con excepción de las lesiones de tráfico en los hombres y el cáncer de pulmón en las mujeres, que desbanca al de mama como principal causa de muerte prematura.

Según el informe, un 68 % de la población de Barcelona respira aire contaminado por encima de los niveles establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y un 97 % está expuesta a material particulado a niveles superiores a los de referencia.

La comisionada de Salud del Ayuntamiento de Barcelona, Gemma Tarafa, ha afirmado que hay que "poner en marcha medidas valientes" que permitan "reducir los niveles de contaminación".

"Estamos implantando y desarrollando planes y programas de lucha contra la contaminación y estos datos nos dan más fuerza para continuar con las supermanzanas, las restricciones de tráfico y otras medidas que seguiremos poniendo en marcha hasta 2020", ha añadido.

La contaminación acústica aparece este año como indicador en el informe y revela que el 47,8 % de los barceloneses declara que en su barrio hay mucho ruido, aunque esta cifra aumenta en Ciutat Vella y Eixample, donde la percepción de contaminación acústica llega hasta el 74,2 y el 68,7 %, respectivamente.

"La contaminación acústica puede estar relacionada con ruido diurno, como el tráfico, o con actividades de ocio nocturno", ha explicado la comisionada, que también ha anunciado la creación de una Mesa del Ruido a mediados de diciembre para "afrontar conjuntamente un plan para combatir el ruido en la ciudad".

Según la OMS, la contaminación acústica incide en la salud de las personas y los altos niveles de ruido pueden provocar trastornos del sueño e incluso problemas circulatorios.

El informe de salud de Barcelona revela que un 9 % de las personas sufren pobreza material severa, aunque existen grandes contrastes entre distritos: mientras que el porcentaje llega al 24,4 % en Ciutat Vella, apenas llega al 2 % en Sarrià-Sant Gervasi.

Un 10,6 % de los barceloneses también sufre pobreza energética según el informe, y se trata de un indicador que la teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz, cree necesario para "analizar el impacto de las desigualdades económicas y sociales en la salud de los ciudadanos".

Sin embargo, la comisionada de Salud, Gemma Tarafa, ha querido destacar "el trabajo que se ha hecho desde el Ayuntamiento por la pobreza energética: se han atendido más de 10.000 hogares y se han parado 4.000 cortes de suministro".

El informe apunta también a un freno de las desigualdades en la esperanza de vida entre barrios, con un indicador que no solo tiene en cuenta la diferencia entre el barrio con mayor y menor esperanza de vida, sino también la renta de cada uno de ellos.

Entre el periodo de 2013 y 2015, la desigualdad entre barrios, según el informe, fue de 3,6 años.

La salud sexual es uno de los indicadores del informe y destaca una tendencia creciente de infecciones de transmisión sexual como la sífilis y la gonococia (890 y 996 detectados respectivamente en 2016), pero hay un descenso de los casos de VIH y SIDA.

"Se detectan más casos porque han cambiado las maneras de vigilar las enfermedades", ha explicado la comisaria, que también ha destacado la "necesidad de reducir el retraso en el diagnóstico para evitar transmisiones".

La reducción de las principales causas de mortalidad prematura es otra de las conclusiones del informe, que según la comisionada de Salud significa que "se producen más muertes por vejez que por otras causas".

Sin embargo, el informe constata una subida de las lesiones de tráfico en los hombres como causa de muerte prematura y el cáncer de pulmón en las mujeres, que desbanca el de mama, algo que la comisionada atribuye "al consumo de tabaco de las mujeres que empezaron a fumar hace 20 años".

Otras noticias

Contenido patrocinado