Buscar

España es el segundo país de la OCDE con más esperanza de vida, pero sigue en el 'top ten' de los más fumadores

13:27 - 10/11/2017
  • Japón encabeza el ranking (83,9 años), seguido de España (83 años)
  • España no está entre los países con más población de más de 65 años

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha presentado su último informe sobre indicadores de salud, que sitúa a España como el segundo país con una mayor esperanza de vida al nacer, solo por detrás de Japón, mientras que el porcentaje de fumadores se mantiene muy por encima de la media de estos países pese a las leyes antitabaco de 2006 y 2011.

El informe utiliza datos de 2015 y muestra como, por primera vez, la esperanza de vida al nacer ese año supera los 80 años de media, con Japón encabezando el ranking (83,9 años), seguido de España (83), Suiza (83), Italia (82,6), Australia (82,5), Islandia (82,5), Francia (82,4), Luxemburgo (82,4), Noruega (82,4) y Suecia (82,3).

Además, el informe recuerda que en el año 2000 estos dos países escandinavos lideraban el ranking con algo menos de 75 años de esperanza de vida al nacer.

Por sexos, España también se sitúa en segunda posición en la esperanza de vida en mujeres, con 85,8 años de media, frente a los 87,1 años de Japón. En cambio, los hombres viven unos cinco años menos, con 80,1 de media, en un ranking que en esta ocasión encabeza Islandia, con 81,2 años de media.

En 2050 serán el 40%

Pese a esta esperanza de vida, España no está entre los países con más población de más de 65 años, que actualmente representa al 19 por ciento de todos sus ciudadanos.

Sin embargo, en sus predicciones para 2050 la OCDE estima que casi el 40 por ciento de la población española tendrá más de 65 años, lo que le convertirá en el segundo país más envejecido tras Japón. Además, para ese año casi el 15 por ciento de la población tendrá más de 80 años, cuando actualmente este grupo de edad solo el 6 por ciento de los ciudadanos rebasan esa edad.

Además, la esperanza de vida en España a los 65 años en 2015 era de unos 21 años de media, frente a los 19,5 años de media de la OCDE y los 21,9 de Japón, el país con mejores expectativas de cara a la vejez.

El informe también analiza diferentes factores de riesgo de múltiples enfermedades como el consumo de alcohol o tabaco, en los que España se sitúa por encima de la media de los países de la OCDE. En ese sentido, destaca su posición en el 'top ten' de países con más porcentaje de fumadores pese a las leyes antitabaco impulsadas en 2006 y 2011, con cinco puntos más que la media de la OCDE.

Un 23% de fumadores

Así, el informe muestra como el 23 por ciento de los españoles de más de 15 años fuman a diario, situándose en novena posición lejos del 39,9 por ciento de la población de Indonesia pero por encima de la media de la OCDE (18,4%) y de países como Francia (22,4%), Italia (20%), Portugal (16,8%) o Reino Unido (16,1%). En Brasil o México, por ejemplo, sólo el 7 por ciento de la población fuma a diario.

En lo que respecta al consumo de alcohol, el informe muestra que en 13 países de la OCDE se ha incrementado el consumo desde el año 2000, que se sitúa en una media de 9 litros de alcohol puro por persona y año en mayores de 15 años. En España es de 9,3 litros, lejos de los 15,2 de Lituania, el país más bebedor.

En cambio, España se sitúa por debajo de la media de la OCDE en sus niveles de obesidad (16,7 por ciento de la población de más de 15 años), frente al 19,4 por ciento de media y la mitad que en Estados Unidos, donde el 38,2 por ciento de la población es ya obesa.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
10-11-2017 / 21:41
qpai
Puntuación -1

Será gracias a ignacio gonzales o a l Barcenas . NO TE JODES CON EL TITULAR SESGADO DEL ECONOMISTA!!!

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.