Buscar

Las células madre del oído interno pueden servir para revertir la sordera pero también puede conllevar riesgos

10/11/2017 - 18:28

Científicos de la Universidad de Rutgers en New Brunswick (Estados Unidos) aseguran que las células madre del oído interno pueden convertirse en neuronas auditivas, lo que abriría la puerta en un futuro a un posible tratamiento para revertir la sordera, pero han visto que el proceso también puede acelerar la división celular con el consiguiente riesgo de cáncer.

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Así se desprende de los resultados de un estudio publicado en la revista 'Stem Cell Reports', después de haber comprobado que esta conversión celular se puede controlar, al menos en una placa de Petri, ha reconocido Kelvin Kwan, principal autor del estudio.

"Es una especie de advertencia de cara a llevar la mejor estrategia de reemplazo celular", según este experto, ya que hay quienes piensan en que bastaría con utilizar células madre y reemplazarlas por las neuronas perdidas sin tener en cuenta posibles efectos secundarios imprevistos, como una mayor proliferación de células madre.

Las llamadas células ciliadas en el oído interno convierten los sonidos en señales neuronales que se transmiten al cerebro mediante neuronas ganglionares espirales, señala el estudio.

Y la pérdida de audición por sobreexposición al ruido causa pérdida de células pilosas, daño severo a los procesos neuronales y degeneración lenta de las neuronas auditivas, dado que las neuronas no se regeneran una vez que se pierden.

"Con los años no te das cuenta de que no estás escuchando bien hasta que te realizan una prueba. Y somos uno de los pocos laboratorios que tratamos de encontrar la forma de abordar el problema de la pérdida auditiva", ha explicado este experto.

Por ello, en su estudio Kwan y su equipo sobreexpresaron un gen llamado NEUROG1 para convertir las células madre del oído interno en neuronas auditivas.

"Pero dado que eso deriva en una mayor división celular y NEUROG1 se usa en otras células madre para producir otros tipos de neuronas, los científicos en otros campos deben ser conscientes de que al usar este factor, probablemente también aumentarán la proliferación celular", ha reconocido.

Asimismo, los científicos de Rutgers también descubrieron que la cromatina influye en el funcionamiento del NEUROG1, de modo que los cambios en la cromatina pueden ayudar a reducir la proliferación de células madre no deseadas y se pueden lograr mediante la adición de medicamentos a cultivos experimentales en placas de Petri.

Otras noticias

Contenido patrocinado