Buscar

Los días con mayores niveles de contaminación aumenta el número de infartos

14:20 - 27/11/2017
  • Reducir la polución evitaría más del 7% de las muertes
Efectos de la contaminación sobre Madrid. Imagen: EFE

Los días en los que los niveles de contaminación atmosférica son más elevados aumentan los ataques de corazón y su gravedad en el área metropolitana de Barcelona, según un estudio del Vall d'Hebron Barcelona Campus Hospitalari y el Ciber (Cibercv) que ha señalado que estos picos de polución podrían ser el gatillo que aumenta la probabilidad de sufrir un infarto en personas con riesgo.

Los resultados indican que la contaminación causa un aumento de infartos de miocardio "con una obstrucción total de la arteria coronaria, que son los más graves", ha explicado el cardiólogo y autor principal del estudio, Jordi Bañeras, en un comunicado este lunes.

El investigador del Cibercv en el Vall d'Hebron Instituto de Investigación (VHIR) ha detallado que "los infartos de este tipo que se producen los días de más polución presentan un mayor índice de mortalidad, sobre todo en las primeras 24 horas tras el evento, y un mayor índice de fibrilación ventricular, un tipo de arritmia letal".

Los expertos han recogido datos del registro Código de Infarto de Miocardio (Código IAM) -que recoge los casos de ataques al corazón en Catalunya- entre enero de 2010 y diciembre de 2011, y cruzaron esta información con los registros meteorológicos y de contaminación atmosférica del Servicio Moteorológico y el Servicio de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat en el mismo periodo.

Hasta la actrualidad se habían hecho pocos estudios sobre la relación entre la contaminación atmosférica y el riesgo de infarto con obstrucción total coronaria, "con resultados dispares y controvertidos", según Bañeras, que ha señalado que se demuestra por primera vez que la contaminación participa en la mortalidad en las primeras 24 horas tras un infarto de este tipo y en la mayor incidencia de fibrilación ventricular.

Partículas más nocivas

Los datos de la polución del aire incluyeron sustancias como las partículas en suspensión menores de 10 micras de diámetro (PM 10), las menores de 2,5 micras (PM 2,5), óxido nítrico y plomo, y han destacado que la sustancia más directamente relacionada con los infartos es la de las partículas en suspensión PM 2,5, emitida sobre todo por los tubos de escape de motores diesel.

En 2010 y 2011, la concentración media de PM 2,5 en las zonas de Barcelona con más contaminación fue de 20,1 microgramos por metro cúbico (mcg/m3): "Nuestro estudio demuestra que si se redujera en 10 mcg/m3 la concentración de PM 2,5, se podrían evitar al menos un 7,67% de las muertes que se producen en las primeras 24 horas de infarto" con obstrucción coronaria en Barcelona, y que serían cinco muertes menos al año.

La cifra sería "probablemente superior, ya que en el estudio no se han tenido en cuenta las defunciones por infarto de miocardio antes de que los pacientes puedan ser atendidos", ha observado el investigador, que ha añadido que los niveles de contaminación no han variado desde entonces.

Las políticas medioambientales para reducir la contaminación "tendrían un impacto muy positivo en la salud del corazón de los ciudadanos", ha concluido.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.