Buscar

Dormir más lleva a una dieta más saludable y a tomar menos azúcar

10/01/2018 - 9:39
  • Un estudio lo descubrió al aumentar las horas de sueño a mínimo siete
Imagen: Pixabay

Dormir durante más tiempo cada noche es una simple intervención de estilo de vida que podría ayudar a reducir la ingesta de alimentos azucarados y llevar a una dieta generalmente más saludable, según concluye un estudio del 'King's College London', en Reino Unido.

El ensayo controlado aleatorizado, que se publica en el American Journal of Clinical Nutrition, analizó la viabilidad de aumentar las horas de sueño en adultos que normalmente dormían menos del mínimo de siete horas recomendado para los adultos. El sueño es un factor de riesgo modificable para varias afecciones, como la obesidad y la enfermedad cardio-metabólica, con algunas cifras que sugieren que más de un tercio de los adultos en Reino Unido no duermen lo suficiente.

Los científicos llevaron a cabo una investigación piloto que analizó el impacto de aumentar las horas de sueño en la ingesta de nutrientes y vieron que la extensión de los patrones de sueño daba como resultado una reducción de 10 gramos en la ingesta de azúcares libres en comparación con los niveles basales. Los investigadores también notaron tendencias de una reducción de la ingesta de carbohidratos totales en el grupo de extensión del sueño.

Los 21 participantes asignados al grupo de extensión del sueño acudieron una consulta de sueño de 45 minutos para que ampliaran su tiempo en la cama hasta en 1,5 horas por noche. Otros 21 participantes del grupo control no recibieron intervención en sus patrones de sueño.

Cada participante en el grupo de ampliación de las horas de sueño recibió una lista con un mínimo de cuatro hábitos de higiene del sueño adecuados a su estilo de vida (como evitar la cafeína antes de acostarse, establecer una rutina de relajación y no acostarse demasiado lleno o con hambre) y un tiempo de horas de sueño recomendado. Durante los siete días posteriores a la consulta, un sensor de movimiento de muñeca midió exactamente cuánto tiempo dormían los participantes, así como el tiempo que pasaron en la cama antes de conciliar el sueño. Además, informaron de su ingesta diaria de alimentos.

El 86% de los que recibieron consejos sobre el sueño aumentaron el tiempo que pasaron en la cama y la mitad incrementaron la duración del sueño (de 52 minutos a casi 90 minutos). Tres participantes lograron un promedio semanal dentro de las siete a nueve horas recomendadas y no se observaron diferencias significativas en el grupo de control. Los datos también sugirieron que este sueño prolongado puede haber sido de menor calidad que el del grupo de control y los investigadores creen que puede ser necesario un periodo de ajuste a cualquier nueva rutina.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.