Buscar

Fumar no sólo daña los pulmones: el humo atrofia los músculos de las piernas

24/05/2018 - 12:47
  • El tabaco reduce los vasos sanguíneos que aportan oxígeno
Más noticias sobre:
Imagen: Dreamstime.

Fumar no solo es malo para los pulmones, sino que una nueva investigación muestra que los componentes del humo del cigarrillo dañan directamente los músculos. La investigación, publicada en The Journal of Physiology, indica que fumar reduce la cantidad de pequeños vasos sanguíneos que aportan oxígeno y nutrientes a los músculos de las piernas.

Sabemos que fumar limita la capacidad de ejercicio de una persona porque debilita sus músculos. Se creía ampliamente que esta debilidad muscular se debe a que los pulmones se inflaman y eventualmente se destruyen por el tabaquismo habitual, lo que limita la actividad y el ejercicio.

Sin embargo, los hallazgos de este estudio sugieren que el humo del cigarrillo daña directamente los músculos al reducir el número de vasos sanguíneos en los músculos de las piernas, lo que reduce la cantidad de oxígeno y nutrientes que pueden recibir. Esto puede afectar al metabolismo y los niveles de actividad, que son factores de riesgo para muchas patologías crónicas, incluida la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y la diabetes.

Así, la falta de nutrientes y de oxígeno "puede impactar el metabolismo y los niveles de actividad, ambos factores de riesgo para muchas enfermedades crónicas, incluyendo la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (COPD) y la diabetes", reza el informe.

Experimento con ratones

La investigación, conducida por la Universidad de California, San Diego, Estados Unidos, en conjunto con la Universidad Federal de Río de Janeiro, en Brasil, y la Universidad de Kochi, en Japón, consistió en exponer a ratones al humo de cigarrillos de tabaco durante ocho semanas, bien por inhalación o inyectando a los animales una solución con humo.

El estudio no identificó cuáles de los aproximadamente 4.000 químicos en el humo del cigarrillo son responsables de este daño muscular. La identificación de los químicos responsables es una vía clave para futuras investigaciones, junto con la comprensión del proceso por el cual reducen el número de vasos sanguíneos.

"Es de vital importancia que demostremos a las personas que el uso de cigarrillos tiene consecuencias perjudiciales en todo el cuerpo, incluidos los grandes grupos musculares necesarios para la vida diaria, y desarrollemos estrategias para detener el daño provocado por los componentes perjudiciales del humo del cigarrillo", afirma la doctora Ellen Breen, investigadora principal del estudio.  Tanto identificar los componentes químicos como "profundizar en el conocimiento del proceso por el que los vasos sanguíneos se reducen", fueron metas señaladas para próximos análisis por parte de la científica.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0