Buscar

Un nuevo tratamiento electromagnético reduce un 96% el dolor de los pacientes de fibromialgia, según un estudio

12/12/2008 - 16:42

Un estudio realizado por Azenta Salud España, empresa nacida de la Fundación Humanismo y Ciencia, para el tratamiento sintomatológico de la fibromialgia a través de pulsos elecromagnéticos --mediante el sistema RBF-01--, reduce con una efectividad del 96 por ciento la sensación de dolor de los pacientes, mejorando su calidad de vida.

ZARAGOZA, 12 (EUROPA PRESS)

Según explicó en rueda de prensa el responsable Azenta, el doctor Alberto Franco, el estudio realizado por su empresa a 50 pacientes --47 mujeres y 3 hombres-- demostró la eficacia contra la fibromialgia de un tratamiento indoloro basado en la aplicación de campos electromagnéticos al paciente, sin efectos secundarios.

El tratamiento, que se realiza en una cabina de faraday --que aísla de las ondas electromagnéticas-- mediante una serie de pulsos electromagnéticos aplicados en la cabeza del paciente, se aplica en sesiones semanales de 20 minutos de duración durante cuatro semanas. No es curativo, ya que los síntomas vuelven a aparecer en un plazo mínimo de tres o cuatro meses, pero son más suaves.

En concreto, según este estudio, el tratamiento logró una reducción del dolor --medido mediante algómetros-- en el 96% de casos y una mejora del sueño en el 70% de los pacientes. La efectividad en las cefaleas es algo menor, situándose en el 82 por ciento.

El tratamiento, que cuenta con el certificado de la Comunidad Europea (CE) de Garantía de Calidad de la Calidad de la Producción emitido por la Agencia Española de Medicamentos y productos Sanitarios (AEMPS), cuesta 50 euros por diagnóstico y 100 por sesión. Al no ser invasivo, se pueden realizar varios tratamientos al año.

La fibromialgia es una enfermedad que sufre entre el 2 y el 4 por ciento de la población, siendo mujeres el 80 por ciento. Sus síntomas son cansancio, dolores musculares, migrañas y trastornos del sueño, como el insomnio o las pesadillas que a, su vez, incrementan el cansancio y los dolores musculares. Aunque sus síntomas están catalogado, sus causas son desconocidas y no existe curación.

Según el doctor Franco, antes de que el médico llegue a la conclusión de que se sufre fibromialgia, los pacientes pasan por multitud de pruebas para descartar otra patología que produzca esos síntomas, proceso que muchas veces lleva hasta seis o siete años. Tampoco existe un tratamiento para su curación.


Otras noticias

Contenido patrocinado