Buscar

Más de la mitad de los niños entre 4 y 13 años ha padecido algún problema dental en el último año, según informe Sanitas

14/06/2018 - 14:46
Más noticias sobre:

Se trata de la enfermedad crónica infantil más común

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Más de la mitad de los niños entre 4 y 13 años en España ha padecido algún problema dental en los últimos 12 meses, situando a la caries como el proceso más frecuente con una elevada prevalencia en preescolares españoles, según el Estudio de Salud Bucodental de Sanitas.

"La enfermedad de la caries está considerada actualmente como un desequilibrio de la flora intestinal causado por el consumo de azúcares; es decir, se considera que es una enfermedad azúcar-dependiente", ha explicado Manuela Escorial, odontóloga de la Dirección Asistencial de Sanitas Dental.

Precisamente, la experta considera que los nuevos hábitos alimenticios, caracterizados por el consumo de una gran cantidad de alimentos procesados con altos niveles de azúcar, "han fomentado un repunte considerable de los casos de caries dentales en niños".

Al contrario de lo que se piensa popularmente, una caries es "igual de peligrosa" en dientes temporales porque, tal y como detalla Escorial, cuando la infección avanza hasta la raíz del diente, se forman abscesos que luego afectan a la posición del diente definitivo y predisponen la aparición de una maloclusión. "Un niño con caries en los dientes primarios será probablemente un adulto con múltiples caries y restauraciones en la dentición permanente", ha asegurado la odontóloga.

Asimismo, advierte de que prescindir de una pieza dental durante la infancia puede "derivar en problemas importantes a la hora de masticar y procesar los alimentos o incluso para aprender a hablar". "La evolución de la caries dental en un diente de leche es mucho más rápida que en uno permanente. La prevención, la adquisición de hábitos saludables y el diagnóstico y tratamiento precoz son claves en el manejo de esta patología", ha indicado.

IDENTIFICAR Y PREVENIR LAS CARIES EN LOS NIÑOS

La odontóloga de Sanitas Dental explica que las caries son difíciles de identificar porque, en muchos casos, no presentan dolor, aunque en ocasiones se puede percibir "una decoloración de los surcos de los dientes o aparición de manchas blancas". Visitar cada seis meses al dentista es "la mejor solución" para detectar estas lesiones a tiempo. De hecho, la Sociedad Española de Odontopediatría (SEOP) defiende que la primera visita al dentista se realice en el primer año de vida.

Junto a esto, Escorial también incide en que la higiene bucodental es "el factor más importante en la prevención de la caries", un ámbito en el que los padres "tienen la labor de enseñar a los niños a lavarse los dientes después de cada comida". La doctora recomienda la aplicación tópica, bajo control del odontopediatra, frente a la ingestión tradicional de flúor, aputando que la fluoración reduce la incidencia de caries hasta en un 50 por ciento, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por otra parte, recuerda que también existen alimentos que previenen la formación de caries y que pueden sustituirse por los dulces tradicionales. Es el caso de algunas frutas y hortalizas, como la manzana o la zanahoria, que al consumirlas crudas "requieren una masticación más enérgica y favorecen la secreción de saliva". "Ésta obstaculiza la formación de placa bacteriana y, además, la fibra arrastra los restos de alimento para que no queden entre los dientes y atraigan a las bacterias", ha señalado la odontóloga de Sanitas.

BEBÉS CON CARIES

Por último, la experta ha resaltado que existe un tipo de caries que afecta a los bebés, conocida como caries del biberón o caries rampante. "La caries del biberón afecta a bebés que hacen un uso continuo de leche y utilizan el biberón como método para dormir. Cuando dormimos, producimos menos saliva y, por lo tanto, somos más vulnerables a las caries", ha remarcado.

En este sentido, alerta de que las caries de biberón pueden provocar la pérdida del diente, ya que "avanzan rápidamente, afectan a la dentina y pueden provocar, en la mayoría de los casos, que la pieza se parta por la zona más próxima a la encía".

"Consumir alimentos ricos en almidón, como el pan o los colines, también puede favorecer la formación de este tipo de caries, especialmente en niños que están acostumbrados a chuparlos durante largo tiempo", recuerda en última instancia Escorial.

Contenido patrocinado

Otras noticias