Buscar

Canarias.-Una ONG achaca el rechazo a niños portadores del Sida en colegios canarios a la baja formación del personal

2/01/2009 - 10:04

Unapro critica la presencia de asociaciones que reciben subvenciones sin tener sede ni realizar actividades

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 2 (EUROPA PRESS)

El rechazo hacia los niños y niñas portadores del virus VIH en los colegios canarios se produce, entre otras razones, por la escasa formación del personal que desarrolla su actividad laboral en los centros, desde el profesorado, pasando por los encargados de la administración, hasta llegar a los que mayor contacto mantienen con los menores, tal y como manifestó en declaraciones a Europa Press el presidente de la Unión para la ayuda y protección de los afectados por el Sida (Unapro), Nicolás García.

Según el Observatorio de Derechos Humanos y VIH/Sida de Red 2002, en el último año el rechazo hacia los menores portadores de este virus ha aumentado en los centros escolares, siendo el caso más llamativo la expulsión de un niño en una guardería por tener VIH, un caso que hace recordar a García la situación de un menor de origen marroquí que por ser portador del virus "saltó de isla en isla y de centro en centro".

"Por lo general, cuando entre el alumnado hay algún niño o alguna niña que porta el virus del Sida, los colegios lo suelen mantener en secreto para no provocar una cierta alarma social. Ahora bien, si se produce la expulsión repentina de ese alumno, los primeros que se dan cuenta de que algo extraño está ocurriendo son los propios compañeros del menor, que siempre será el más perjudicado", explicó el presidente de Unapro.

En opinión de García, "lo que haría falta para poder evitar este tipo de situaciones es que existiese una mayor y mejor formación por parte del personal que trabaja en los centros, sobre todo, en aquellas personas que más contacto tienen con los pequeños", a la vez que tildó de "sorprendente" que gente que debería estar "perfectamente formada para afrontar estos casos, al final, no lo está".

A este respecto, el presidente de Unapro se refirió directamente a muchos recién licenciados que "entran a trabajar en alguna ONG, por ejemplo, personas que salen de carreras como Psicología, Trabajo Social, Pedagogía, etcétera, y no son conscientes de que finalizar sus estudios no significa dejar de formarse; al contrario, tienen que seguir formándose de una manera continua, y más aún para poder afrontar situaciones como las descritas anteriormente".

"Yo les digo a estos jóvenes que si han decidido dedicar sus vidas a trabajar con personas, y más aún cuando nos estamos refiriendo a menores, lo hagan por vocación, porque si lo hacen por otra cosa que no sea ésta, ya sea por el mero hecho de conseguir dinero, lo mejor es que lo dejen", sentenció García.

INFORMACIÓN VERAZ

Para poder evitar casos que no hagan más que generar rechazo a personas portadoras del virus del Sida, ya sea niños, jóvenes o adultos, el máximo representante de Unapro consideró que lo más importante es que la información que llegue a las personas que van a trabajar ayudando a otras sea "veraz", ya que en este mundo, según García, "hay mucho intrusismo, es decir, existen asociaciones que por querer recibir una subvención se ofrecen a impartir charlas sobre educación sexual cuando no tienen nada que ver con el tema, por ejemplo, asociaciones que se dedican a temas relacionados con el Medio Ambiente".

"En el peor de los casos, se dan situaciones en las que técnicos que por no sacar una oposición deciden apadrinar a algún enfermo y crean una asociación con el único objetivo de recibir una subvención, y al final te das cuenta de que no tienen ni sede ni realizan ninguna actividad en la calle, y esto es inviable, sobre todo por el riesgo que supone transmitir información errónea, y teniendo en cuenta que estamos hablando de un mundo tan complejo como es el Sida", concluyó García.


Otras noticias

Contenido patrocinado