Buscar

Madrid.-Los nuevos hospitales de Madrid cierran su primer año con más de 40.500 ingresos

2/01/2009 - 10:10

Una comisión de estudio de los modelos de gestión sanitaria estudiará los diferentes sistemas hasta el 27 de enero

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

Los nuevos hospitales de la región cerrarán su primer año de funcionamiento, marcado por las críticas de oposición, sindicatos y trabajadores al modelo PFI de financiación público-privada que tienen, tras haber atendido más de 40.500 ingresos y más de 350.000 urgencias.

Los nuevos hospitales de la región, situados a diferencia de sus predecesores en la periferia de la capital con el fin de acercar a los madrileños de los municipios de la región las instalaciones sanitarias, atendieron a fecha de 29 de diciembre un total de 40.691 ingresos y 370.870 urgencias y realizaron un total de 31.866 intervenciones quirúrgicas, 768.071 consultas y vieron nacer 6.526 niños.

La apertura de los ocho centros de San Sebastián de los Reyes, Arganda, Parla, Coslada, el Tajo, Valdemoro, Vallecas y Puerta de Hierro-Majadahonda ha supuesto que la actividad en los hospitales públicos en 2008 haya aumentado en un 3 por ciento en el caso de los ingresos, en un 6 por ciento en las urgencias, en un 3,2 por ciento las intervenciones y en más de un 2 por ciento las consultas, según afirma el Ejecutivo autonómico.

No obstante, este aumento de actividad no ha hecho que sindicatos, partidos políticos de la oposición, usuarios y trabajadores de la Sanidad pública dejaran de protestar con campañas informativas y en ocasiones, con grandes concentraciones en la calle, para pedir que la sanidad siga siendo pública.

El Gobierno regional defiende que en Madrid, a pesar de la entrada de empresas privadas en la gestión de algunos hospitales y centros de salud, la Sanidad sigue siendo universal, pública y gratuita, pero las protestas por el desacuerdo con esta idea han protagonizado algunos de los grandes conflictos del año materializados, principalmente, en protestas contra el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, que ha sido abucheado en más de cinco ocasiones en sus visitas a las instalaciones sanitarias de la región.

PROTESTAS CONTRA GÜEMES

Güemes ha sido increpado, recibido por gente disfrazada con batas y manchada de sangre falsa, satirizado en carteles en contra de la política sanitaria que propugna la cartera que dirige, y hasta ha estado presente en protestas que han acabado con trabajadores en Comisaría por los disturbios que se estaban ocasionando.

Los sindicalistas se convirtieron en un capítulo, no muy agradable pero reseñable, del año del consejero de Sanidad, ya que tras las protestas de estos se abrió el debate sobre la existencia o no de demasiados 'liberados sindicales' en la región, hecho que se sumó al resto de las críticas de los opositores al Gobierno regional.

Así, la gran cantidad de concentraciones que se celebraron, sobre todo, en el segundo semestre del año, criticaron, principalmente, la "privatización" sanitaria y la situación de los recursos humanos del sector, tanto por su escasez, que se materializó sobre todo en la falta de Ginecólogos y Pediatras, y en las condiciones laborales, aspecto en el que destaca la oposición de los sindicatos a la Resolución del Ejecutivo autonómico del 31 de julio que limita la contratación de personal temporal. El Gobierno asegura que se contratarán los facultativos sanitarios que sean necesarios, aunque los trabajadores no se lo creen.

ANTIGUOS HOSPITALES Y CENTROS DE SALUD

La apertura de los nuevos hospitales también ha generado problemas en las antiguas instalaciones, ya que señalan que no tienen personal y reclaman no ser abandonados tras la apertura de las nuevas instalaciones, además de que no baje su presupuesto en las cuentas regionales para 2009.

Con la apertura de los nuevos hospitales, según el Ejecutivo autonómico, los centros tradicionales han visto reducida la presión asistencial hasta en un 9 por ciento, pero los picos de enfermedades como la gripe, han hecho que las Urgencias de los centros tradicionales siguieran colapsadas en varios momentos del año.

Los centros de salud y en especial el de Pontones, en la capital, han sido otro foco de conflictos tras la entrada de la multinacional Capio, la misma empresa que gestiona varios de los nuevos hospitales. Trabajadores del centro han criticado las diferencias entre las plantas en las que estaba presente la multinacional y las que simplemente contaban con gestión pública directa.

COMISIÓN DE ESTUDIO

A finales de octubre, las continuas protestas llevaron a que el líder del PSM, Tomás Gómez, y la presidenta regional, Esperanza Aguirre, se reunieran en la sede del Ejecutivo autonómico en la Puerta del Sol y decidieran crear una comisión de estudio de los modelos de gestión sanitarios que contara con la presencia de expertos en la materia.

La comisión, que continuará abierta en el Parlamento regional hasta el 27 de enero analiza los pros y los contras de la gestión pública, el modelo PFI de los nuevos hospitales, de los conciertos, del sistema de fundaciones, del sistema de EBAS para Atención Primaria, entre otros modelos de gestión existentes en España y los países de su entorno, para ver cuál es más beneficioso.

De la comisión surgirá un Dictamen que será votado por el mismo órgano y en el Pleno de la Asamblea, en el que tiene mayoría absoluta el PP.


Otras noticias

Contenido patrocinado