Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

Galicia.-La Xunta invierte más de un millón de euros en una nueva sala neurovascular para el CHUVI

2/01/2009 - 11:17

El complejo hospitalario vigués realiza anualmente unas 1.500 intervenciones de este tipo

El complejo hospitalario vigués realiza anualmente unas 1.500 intervenciones de este tipo

VIGO, 2 (EUROPA PRESS)

La Xunta invertirá 1,025 millones de euros en una nueva sala neurovascular para el Complejo Universitario Hospitalario de Vigo (CHUVI), y que sustituirá a una de las dos salas vasculares con las que actualmente cuenta el Hospital Xeral.

El Diario Oficial de Galicia (DOG) acaba de publicar una resolución de la División de Recursos Económicos del Servizo Galego de Saúde por la que se hace pública la adjudicación del contrato para suministrar tres salas vasculares a diversos hospitales públicos de Galicia, entre los que figura el complejo de la ciudad olívica.

Así, el CHUVI contará con una nueva Sala Neurovascular Biplano que ubicará en el Servicio de Radiología Intervencionista del Hospital Xeral, sustituyendo a una de las dos unidades que actualmente existen en el centro.

Este nuevo equipamiento, de última generación tecnológica y digitalizado, permite realizar procedimientos de radiología intervencionista tanto neurológicos y cerebrales como vasculares. La característica añadida de ser biplano permite obtener, de manera simultánea, diferentes imágenes.

La radiología intervencionista es una disciplina médica que abarca el diagnóstico y tratamiento de determinadas patologías mediante intervenciones mínimamente invasivas. El CHUVI realiza anualmente 1.500 procedimientos complejos con radiología intervencionista.

VENTAJAS

Para ello, los profesionales de esta especialidad realizan una radiografía dinámica del paciente al que van a intervenir, lo que les permite actuar indirectamente en el cuerpo.

La diferencia con la cirugía tradicional es que, mediante estos procedimientos no invasivos, no es necesario realizar grandes cortes en el paciente, sino que, mediante pequeñas incisiones en la piel -entre 2 y 3 milímetros- se introduce en el organismo el instrumental médico necesario para realizar el tratamiento.

De este modo, en la mayoría de los casos no es necesario aplicar anestesia general, lo que produce una menor morbilidad así como menores molestias postoperatorias. Por este motivo, otra de las ventajas reside en que, habitualmente, se da el alta a las pocas horas de la intervención.

El servicio de Radiología del CHUVI es, en general, uno de los servicios punteros del país en la introducción y empleo de técnicas diagnósticas y terapéuticas avanzadas, lo que ha dado lugar a que le hayan concedido diversos premios y su nombramiento en la literatura científica y médica.


Otras noticias

Contenido patrocinado